Se busca caracol gigante "asesino"

Se trata de la especie Achatina Fulica causa graves enfermedades

Caracol africano Achatina Fulica, transmisor de enfermedades (foto: Ansa)
20:32, 28 abrLA HABANAPor Francisco Forteza

(ANSA) - LA HABANA, 27 ABR - Nadie sabe exactamente como llegó a Cuba, pero los científicos isleños se esfuerzan ahora en detectar y combatir al caracol gigante africano Achatina Fulica que causa graves enfermedades como meningitis y encefalitis.
    La amenaza se considera tan perentoria que en una de las provincias que ha aparecido, Granma, en el extremo este del país se creó un grupo multidisciplinario para evitar la propagación.
    No solo la región del este isleño es el escenario donde el caracol se ha extendido. Esta semana se divulgó que este transmisor de plagas y enfermedades que pueden causar la meningoencefalitis, llegó a otras localidades.
    El grupo multidisciplinario está formado por especialistas de la agricultura, educación, sanidad vegetal y animal, higiene y epidemiología con los medios de difusión a su servicio.
    Las autoridades consideran importante que el primer objetivo del grupo con objetivos de prevención sea informar sobre el Achatina Fulica, el cual es originario de Africa.
    Ya se organizaron seminarios, talleres y debates que explican las características del molusco, su eliminación, y consecuencias al medio natural y humano.
    Un peligro del caracol es su presencia visual. Resulta atractivo con su forma cónica y el tamaño pequeño de 20 a 30 centímetros. Ello causa una baja percepción de riesgo a quien lo vea y quiera atraparlo.
    El caracol es tratado como invasor. Tiene parásitos que causa además afecciones abdominales en humanos. Es herbívoro pero se adapta a los excrementos de animales como el ratón. También a ecosistemas diferentes al que surgió aunque prefiere las lluvias y temperatura frescas.
    Se ha llegado a saber que posiblemente arribó a Cuba en 2014 con el fin de ser usado en prácticas religiosas surgidas en Africa tropical. Los científicos locales recuerdan que también ha aparecido en otros países de Sudamérica como Perú, Colombia y Venezuela.
    Fue divulgado que a la entrada de la localidad de Caibarién, en el centro-oeste cubano, aparecieron 12 caracoles de ese tipo, los cuales fueron eliminados y enterrados.
    Una característica afortunada es que el caracol se ha ubicado a mucha distancia de las turísticas playas cubanas porque su hábitat pleno es en tierra firme y húmeda.
    El caracol gigante africano aparece en la lista de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, subrayaron los científicos.
    Las denominadas especies exóticas invasoras pueden ser de la flora o la fauna, y la mayoría ha llegado a Cuba por circunstancias fortuitas, como en el estómago de un ave migratoria o arrastradas por el viento. La posición insular de Cuba, donde hacen escala muchas embarcaciones, favoreció por siglos la introducción de especies biológicas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en