El cerebro nunca deja de crecer

Al menos en área que identifica rostros, afirma equipo de Stanford

Areas del cerebro no paran de crecer, según estudio
Areas del cerebro no paran de crecer, según estudio (foto: Ansa)
13:30, 06 eneWASHINGTONRedacción ANSA

(ANSA) - WASHINGTON, 6 ENE - El cerebro humano no deja de sorprendernos y tampoco de crecer, aún durante nuestra vida adulta, según demuestra una investigación de científicos de la Universidad de Stanford, California, publicada por la revista Science.
    El experimento fue dirigido por Jesse Gómez del Instituto de Neurociencias de dicha casa de estudios estadounidense y sostiene que no es cierto que al llegar a la madurez el cerebro humano permanezca igual a sí mismo, sino que puede seguir su desarrollo al menos en parte.
    Se demuestra en el estudio de manera específica como en el sector especializado en reconocer los rostros se forma nuevo tejido capaz de absorber nuevas funciones.
    "Vemos que este tejido crece realmente. La capacidad de crecer del cerebro fue observada en un área que controla una función importante, considerando que la capacidad de reconocer las caras es crucial para mantener una vida social, tanto de jóvenes como de adultos", dijo Gómez.
    Los resultados "indican que existen cambios concretos en el tejido cerebral que ocurren durante el desarrollo. Pienso que es algo fantástico", agregó Kalanit Grill-Spector, la directora del Instituto.
    Hasta ahora se conocía que en la infancia y la adolescencia ocurre un proceso de eliminación de conexiones entre neuronas (sinapsis) consideradas inútiles para dejar espacio a otras más productivas.
    Ahora se vio que sucede otro cambio, en el cual se agrega algo. Los investigadores llamaron al fenómeno "proliferación de microestructuras".
    Una hipótesis es que sean "ramificaciones" de neuronas, estas son estructuras llamadas dendritas que pueden estar organizadas de maneras diferentes.
    Los datos que documentan estos cambios fueron recolectados al observar el cerebro en actividad en 22 niños y 25 adultos con una técnica no invasiva de Resonancia Magnética Nuclear.
    Así surgió que la región cerebral que ayuda a reconocer las caras continúa en desarrollo en los adultos, mientras que no sucede lo mismo en el área que permite individualizar los lugares, que permanece sin variaciones al pasar de los años.
    Para Raffaella Tonini, experta en neurociencias del Instituto Italiano de Tecnología (Iit) "es un notable avance" porque podría tener "implicaciones en la comprensión de mecanismos en la base de desórdenes del desarrollo que llevan a cuadros como el autismo y la esquizofrenia".
    Estos nuevos conocimientos abren también "la posibilidad de identificar otras dianas moleculares", esto es el lugar del organismo donde un fármaco ejerce su acción específica.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en