Alarma en Latinoamérica, casos disparados

Otra advertencia de la Organización Mundial de la Salud

15:48, 27 mayBUENOS AIRESRedacción ANSA
(ANSA) - BUENOS AIRES, 27 MAY - Las dolorosas imágenes de días atrás con cientos de ataúdes apilados en espera de una sepultura en los cementerios de San Pablo, en Brasil, o de Guayaquil, en Ecuador, fueron premonitorios.
    Desde hace tiempo previsto, el pico de la pandemia de coronavirus cambió su rumbo y según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en América Latina está ahora el foco, con las más recientes estadísticas que indican que los contagios del Covid-19 son en realidad más de 800 mil, y los muertos más de 43.300.
    De esta manera se revela que las Américas en su conjunto están en emergencia, visto que Estados Unidos acumuló 1,6 millones de contagios y más de 99.000 muertos, mientras Canadá registró 88.000 infectados y 6.750 decesos.
    Pero, según la directora de la OMS, Carissa Hetienne, "la preocupación es grande para América Latina, porque "superó en el conteo diario de los contagios de Covid-19 a Europa y al mismo Estados Unidos".
    Además de la dinámica de la transmisión del virus en México, cuarto país latinoamericano por contagios (74.560) y segundo por decesos (8.134), Hetienne resaltó que "en América del Sur estamos particularmente preocupados por los casos confirmados la pasada semana en Brasil, que fueron los más altos del mundo, sobre la base de un período de siete días, desde que la epidemia se manifestó".
    Y la responsable dominicana no se detuvo aquí, añadiendo que "tanto Chile como Perú está relevando una alta incidencia de casos de coronavirus, una señal que el contagio se está acelerando también en estos dos países".
    Lo que preocupa a la OMS y a los gobiernos del subcontinente es el hecho de que las instalaciones de salud existentes no fueron pensadas para pandemias como la actual, para la que, incluso antes de la llegada del pico, muchos hospitales y centros médicos llegaron al punto del colapso, especialmente para reanimación y respiración asistida.
    Por esta razón, pensando en los países con políticas de contraste para combatir la pandemia no del todo ortodoxas (por ejemplo, Brasil y Nicaragua), Hetienne enfatizó que "para muchas naciones de las Américas, este no es el momento de flexibilizar las restricciones o reducir las estrategias preventivas". Ciertamente, después de más de 70 días de cuarentena y aislamiento social que bloqueó a las poblaciones en sus casas y paralizó la economía formal e informal, el malestar está serpenteando cada vez más claramente, como lo demuestran los incidentes entre manifestantes y las fuerzas del orden, que ocurrieron en las últimas horas en Chile y Ecuador. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en