Gobernador argentino expulsa extranjeros

Terminan bloqueados y en cuarentena. Denuncia de ONG de DDHH

Gerardo Romero, gobernador de Jujuy, Argentina
Gerardo Romero, gobernador de Jujuy, Argentina (foto: Ansa)
20:14, 02 abrBUENOS AIRESRedacción ANSA

(ANSA) - BUENOS AIRES,3 AGO - Un gobernador argentino expulsó a 62 inmigrantes de su provincia, entre ellos niños pequeños, que terminaron bloqueados cerca de Buenos Aires y ahora su destino es incierto, luego de que uno de ellos con fiebre fuera ingresado a un nosocomio y el resto quedara en cuarentena.
    El episodio se gestó en Jujuy, gobernada por Gerardo Morales, en el extremo norte del país lindero con Bolivia.
    Morales obligó la salida esa provincia, de manera compulsiva e intempestiva, al grupo de foráneos que habían llegado a la Argentina a mediados de marzo para radicarse aquí y que se encontraban, en su mayoría en La Quiaca. Algunas personas también se encontraban allí con intención de volver a sus países justo antes del cierre de fronteras por la pandemia. Estaban alojadas en un hotel y un comedor, todos en situación migratoria regular y habían cumplido con las medidas de aislamiento social y pasado por los controles de salud.
    Así lo informaron tres organizaciones que los protegen, Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (Andhes), el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y Comisión Argentina para Refugiados y Migrantes (CAREF). Esas entidades presentaron un recurso de habeas corpus donde plantearon que la expulsión de Jujuy era una situación de privación ilegal de la libertad y que se exponía a las personas a trasladarse por las rutas, atravesar siete provincias y llegar al principal foco de la pandemia, Buenos Aires. "La orden es ilegal e irregular", apunta la presentación.
    El grupo está integrado por inmigrantes de Perú, Venezuela y Colombia, que estaban alojados en el Hotel La Frontera y el Comedor Mickey, en La Quiaca, y otros en San Salvador de Jujuy, extremo norte argentino. De pronto, los forzaron a marcharse y no se les explicó ni por qué eran expulsadas de Jujuy ni hacia donde los llevarían, denuncian los organismos de derechos humanos. Varios de ellos están dentro de un dispositivo de asistencia humanitaria que incluye el alojamiento y alimentación a cargo del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), la Agencia Adventista de Desarrollo y Caref, informó una vocera de esta última entidad, Gabriela Liguori. "El miércoles temprano en la mañana fueron obligados a abordar un ómnibus con 30 horas de viaje por delante donde no recibieron ni siquiera un kit de cuidado e higiene", denunció Caref.
    El habeas corpus sostiene que se trata de un traslado forzoso a una ciudad que es foco de contagio, sin alternativa ni condiciones de alojamiento ni acceso a alimentos en plena cuarentena y sin ninguna clase de garantías durante el viaje. Pero, el juez federal Eduardo Hansen de Jujuy rechazó la presentación con el argumento de que ninguna de las personas afectadas es oriunda de Jujuy y que no tienen ánimo de vivir allí. Ahora las organizaciones trabajan en una apelación urgente.
    Esta tarde, la policía de la Ciudad de Buenos Aires frenó al autobús, detectó a una pasajera con fiebre, que fue trasladada a un nosocomio, mientras que el resto terminó confinado en cuarentena, Se desconoce el motivo del viaje y la policía dio intervención al juez federal de turno Julián Ercolini.
    Tras frenar a un primer vehículo, los policías detectaron un segundo y también lo bloquearon.
    El episodio ocurrió en la avenida General Paz, una autovía rápida periférica a la capital argentina.
    Ante la situación se activaron los protocolos sanitarios que rigen en medio de la pandemia de Covid-19 y durante los controles del SAME (servicio de emergencia médica) se descubrió que una mujer tenía alta temperatura. La joven fue trasladada a un hospital y los demás pasajeros deberán estar en cuarentena.
    Un portavoz del ministerio de Interior confirmó a ANSA que es necesario "comprobar las nacionalidades de la gente a bordo" y que "el departamento de Migraciones se dirige al lugar para verificar el estatus migratorio de todos los demorados".
    En Argentina rigen estrictas medidas de control para el desplazamiento, pues el país se encuentra en cuarentena obligatoria por la pandemia. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en