Covid-19 corre más veloz con frío seco

En los próximos meses crece el riesgo para el hemisferio sur

Ilustración del Covid-19, según aparece bajo la lente de un microscopio
Ilustración del Covid-19, según aparece bajo la lente de un microscopio (foto: Ansa)
17:16, 01 abrMILANPor Elisa Buson

(ANSA) - MILAN, 1 ABR - El coronavirus prefiere el frío seco, mientras se propaga con menos velocidad en los climas muy cálidos y húmedos.
    Lo descubrieron dos investigadores italianos, Francesco Ficetola y Diego Rubolini de la Universidad Estatal de Milán, estudiando a escala global las relaciones entre casos de Covid-19 y las condiciones climáticas.
    Los resultados, compartidos sobre el portal medRxix, elevan el nivel de alerta para vastas regiones del hemisferio sur del mundo (entre ellos América del Sur, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda), donde la pandemia podría golpear más duramente en los próximos meses.
    La guardia debe quedar muy alta, porque el virus SarsCoV2 es un enemigo particularmente insidioso: es en realidad capaz de replicarse en las vías respiratorias superiores para propagarse incluso a través de aquellos que sufren de síntomas leves, como lo demostró un estudio de la Universidad Charité de Berlín publicado en la revista Nature.
    Sin embargo, cuanto más sepamos del nuevo coronavirus, más será posible entender qué cosa puede frenar su carrera en el mundo. Las condiciones climáticas, por ejemplo, con las variables de temperatura y humedad. Los investigadores de la Estatal de Milán llegaron a esta conclusión después de haber calculado la tasa de crecimiento de los casos de Covid-19 en más de 100 países y macro regiones del mundo.
    El dato fue calculado sobre los primeros días de la epidemia, a modo de medir la real velocidad de difusión del virus antes de la entrada en vigor de las medidas de contención. Desde el cruce con los valores medios de temperatura y humedad típicos de los meses de la epidemia, emergió que el contagio se difunde más rápidamente a temperaturas medias de cerca de 5 grados centígrados y humedad media-baja.
    Por el contrario, en clima muy cálido y humedades altas características de algunas zonas tropicales, la epidemia parece correr mucho más lentamente, incluso si ninguna área poblada del mundo parece ser del todo inadecuada para la propagación.
    Paradójicamente, si el clima puede obstaculizar la difusión del virus, el Covid-19 a su vez puede poner en riesgo la calidad de las previsiones meteorológicas, comprometiendo también los sistemas de alerta para los eventos extremos y el estudio de los cambios climáticos.
    Así lo sostienen los expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que denuncian cómo la reducción del tráfico aéreo ya causó una fuerte caída de la recopilación de datos sobre las condiciones atmosféricas, que suelen informar pilotos y torres de control.
    A esto podría agregarse en las últimas semanas la escasez del personal y de las piezas de recambio para el mantenimiento de los instrumentos. En síntesis los anuncios del clima también terminan golpeados por el Covid-19. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en