EEUU en el infierno, pero abril será peor

Más de 3.500 muertes, supera las cifras de China. La mitad en NY

Nueva York apela a camiones frigoríficos como morgues (foto: ANSA)
22:14, 31 marWASHINGTONRedacción ANSA

(ANSA) - WASHINGTON, 31 MAR - El coronavirus en Estados Unidos ha causado ya más muertos que los atentados del 11 de septiembre de 2001, también muchas más víctimas que en China, donde comenzó la pandemia, pues ya son más de 3.500 los fallecidos.
    Y la mitad de esas víctimas se encuentran en Nueva York.
    El dato se registra en el día más negro desde que estalló la epidemia, con alrededor de 900 nuevas víctimas mortales entre lunes y martes. Mientras, los casos llegaron a más de 175 mil, más del doble de los contagios chinos.
    Después de un pasaje del enorme buque blanco atracado en el río Hudson, enviado por la marina militar en auxilio de una metrópolis al límite, da la sensación de ver el Central Park transformado en un gigantesco hospital de campaña.
    Un escenario de guerra, con 14 grandes tiendas montadas en tiempo récord y una dotación de 10 respiradores, equipados para efectuar placas o una farmacia.
    Ahí finalizarán los pacientes del hospital Mount Sinai, ya cerca del colapso, como las otras grandes estructuras hospitalarias de la ciudad.
    Por lo demás, Nueva York, a medida que prosiguen las pruebas, sigue contando la mitad de los casos de Covid-19 registrados en todo el país, 75.800 circa, con un balance de 1.150 muertos, entre ellos 332 en menos de 24 horas.
    Una de las víctimas, por primera vez, es un niño, de quien aún no se ha revelado la edad pero, se explicó, presentaba patologías anteriores. También impresiona la historia de un chico de 17 años muerto en California después de haber sido rechazado por el hospital por no tener seguro médico: un episodio que da cuenta de cómo funciona el sistema sanitario estadounidense.
    Por primera vez, el presidente estadounidense, Donald Trump, admitió que el virus podría regresar después del verano, al comentar las palabras del virólogo Anthony Fauci, quien conjeturó una posible nueva ola en el próximo otoño boreal (desde el 21 de septiembre).
    "Esperamos que no, pero ahora -aseguró Trump- estaremos más preparados para responder, tanto en el frente de los test como en la vacuna".
    Mientras, es difícil saber cuándo será el pico de la actual y dramática situación.
    "Alguien quería reabrir el país en Pascua", dijo, irónico, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en referencia a las afirmaciones hechas hace algunos días por el presidente estadounidense.
    "En realidad, nadie sabe cuándo se volverá a la normalidad, y en Nueva York seguro no será pronto, con un pico previsto dentro de 14 y 21 días", añadió el gobernador, cuyo hermano, Chris Cuomo, cara conocida de la CNN, resultó positivo.
    Entretanto, el magnate quiere seguir adelante con los estímulos para la economía y anunció la intención de establecer un nuevo paquete de 2 billones de dólares, esta vez a favor de infraestructuras y grandes obras. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA