70 millones de mexicanos en casa

Si es necesario, irían a casa hasta 100 millones, 80% de total

Una emblemática imagen de Ciudad de Juárez, México.
Una emblemática imagen de Ciudad de Juárez, México. (foto: ANSA)
21:44, 25 marCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA

   (ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 25 MAR - Unos 70 millones de mexicanos (más de la mitad) ya están en cuarentena pero si es necesario el gobierno planea enviar a casa a otros 30 millones para llegar a casi un 80% de la población total.
    La "sana distancia" y el confinamiento doméstico son las dos principales armas que las autoridades emplean para enfrentar la pandemia del coronavirus, que ya cobró la vida de 5 personas y contagió a 405 personas, pero después de la salud la principal preocupación que emerge en el país es la economía.
    El sector gubernamental y las empresas privadas redujeron al máximo sus actividades, enviando a parte de su personal a hacer "home office" o las detuvieron completamente, como es el caso de algunos restaurantes y hoteles.
    Sin embargo, seguirán funcionando hospitales, clínicas, farmacias, laboratorios, servicios financieros y de telecomunicaciones, medios de información y supermercados.
    El gobierno federal firmó un decreto para dar licencia temporal a personas mayores de 65 años con goce de sueldo en empresas y en la administración pública, así como a embarazadas, discapacitados o personas con enfermedades crónicas, vulnerables al Covid-19.
    Ante los actos de rapiña que han comenzado a registrarse sobre todo en la periferia de la capital, el presidente Andrés López Obrador ordenó el despliegue de la Guardia Nacional para coordinarse con gobiernos de los estados.
    Sin embargo, también alertó que podría tratarse de "hechos inducidos para generar caos".
    El empresario Ricardo Salinas Pliego, propietario de la popular cadena de tiendas "Elektra" y del Banco Azteca y la cadena TV Azteca, llamó a evitar "paralizar toda la economía de tajo" porque ello podría significar "hambre y por lo tanto, dentro de poco se desatará la delincuencia, la rapiña y el caos".
    Salinas Pliego, quien con otro grupo de magnates como Carlos Slim y Germán Larrea, hizo fuertes donativos para luchar contra el coronavirus, pidió "apoyar al presidente" y demandó a la oposición "moderarse" y evitar el llamado "lock down" o paro total, porque "la alternativa es la rapiña y la violencia".
    Los saqueos han afectado a algunas tiendas "Elektra" propiedad del conglomerado de Salinas Pliego.
    "Como van las cosas parece que no moriremos por coronavirus, sino de hambre. En México, la inmensa mayoría no vive de un sueldo, ni de sus ahorros o del gobierno. Vive al día, de manera que si la mayoría de la población deja de generar ingresos hoy, simplemente mañana no tiene qué comer", indicó.
    El hombre de negocios lamentó la existencia de "calles y escuelas vacías, todo cerrado, parques sin gente. Esto no puede ser", indicó.
    Los "datos duros del virus" son que, aunque "es muy contagioso sabemos que te da y te recuperas y desarrollas inmunidad" y que "afecta más a ancianos y a quienes tienen problemas previos de salud", indicó.
    "Este virus existe sin duda, pero no es de alta letalidad.
    Debemos olvidarnos de la ecuación equivocada de que virus es igual a muerte", afirmó.
    Además de los saqueos, se han registrado amotinamientos de extranjeros en estaciones migratorias como la denominada Siglo XXI, en la ciudad de Tapachula, la más grande de la frontera de México con Centroamérica, para exigir su deportación.
    La rebelión fue pronto sofocada por los guardias y no hubo lesionados.
    Unos 40 hondureños se concentraron en el área de recreación y amenazaron con ocasionar destrozos si no se les atendía su petición de regresar a su país, ante el temor de ser contagiados por el coronavirus.
    Desde hace varios días se suspendieron las deportaciones a Centroamérica, debido a que el gobierno de Guatemala cerró la frontera.
    El ministerio de Gobernación anunció en un comunicado la suspensión de los trámites para solicitar asilo en México, y señaló que se recibirán solicitudes pero serán resueltas hasta dentro de un mes.
    Además, se suspendió la obligación de los que han presentado una demanda de asilo de acudir a firmar cada semana a las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) o de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), por las medidas para frenar la propagación del brote. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en