Los médicos pagan con su vida en Wuhan

La epidemia llegó a Africa. EEUU fustiga a China, tensiones

Seis médicos chinos pagan con su vida en la batalla contra la epidemia
Seis médicos chinos pagan con su vida en la batalla contra la epidemia (foto: ANSA)
20:53, 14 febPEKINPor Antonio Fatiguso

(ANSA) - PEKIN, 14 FEB - El día en que Africa registró el primer caso confirmado de coronavirus, en Egipto (un extranjero cuyas autoridades locales no han especificado la nacionalidad), la dramática historia de seis mártires entre el personal de salud emerge en China.
    Los galenos chinos, en lucha contra la epidemia, perdieron la vida, en el intento de bloquear la infección, igual que el héroe médico Li Wenliang, quien fue el primero en dar la alarma sin darse cuenta y terminó arrasado por el virus a los 34 años, la noche del 6 al 7 de febrero.
    Se supo hoy que entre el personal médico de Wuhan hay otros seis fallecidos. Todo esto mientras la tensión entre Estados Unidos y China explota a raíz de la revisión al alza brusca de Pekin en el conteo de infecciones comprobadas, después del cambio de parámetros que provocó primero que el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, atacará y luego el Ministerio de Salud de Estados Unidos. El área de Salud de Estados Unidos duda de los méritos de los números proporcionados por Pekín. La respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático fue tajante: China ha trabajado "con la comunidad internacional en el control de la epidemia de una manera abierta, transparente y altamente responsable en aras de la seguridad de la salud pública mundial y la salud de todas las personas". Lo dijo en la sesión informativa de hoy, el portavoz Geng Shuang. Y la Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha rechazado las críticas de Washington al garantizar que Pekín esté cooperando "invitando a expertos internacionales, compartiendo las secuencias de virus y abriéndose al mundo".
    El problema, sin embargo, no está cerrado en absoluto porque hoy China ha vuelto a revisar los números recortando el número total de muertes de 108 unidades del jueves, después de que los controles realizados en los datos de Hubei, la provincia más afectada, hayan revelado casos de doble recuento. El número total de muertes fue de 1.384, considerando las 116 muertes de Hubei y 5 relacionadas con otras provincias, especificó la Comisión Nacional de Salud. Mientras que, en lo que respecta a los contagios conocidos de covid-19, el total de casos aumentó a 64.460, de los cuales 5.090 se detectaron ayer (más de 4.800 en Hubei). La Comisión, en sus actualizaciones diarias, también ha tomado medidas para eliminar 1.043 casos del número total de infecciones determinadas tras una "verificación" no especificada.
    La propagación de la epidemia parecía haber aumentado cuando ayer las autoridades de la provincia anunciaron el cambio de los parámetros para el recuento de los infectados, incluidos los "diagnosticados clínicamente", es decir, aquellos declarados positivos con tomografía pulmonar además de los verificados con pruebas de laboratorio. La medida llevó a agregar casi 15.000 pacientes al recuento de Hubei en un solo día.
    Zeng Yixin, viceministro de la Comisión Nacional de Salud, presentó el martes una lista actualizada del personal médico y paramédico infectado por el coronavirus letal: 1.716 personas pagaron por las protecciones débiles utilizadas al comienzo de la epidemia y la posterior falta de máscaras, gafas y trajes de protección. La mayoría de los casos (1.102) fueron diagnosticados en Wuhan y otros 400 en Hubei.
    Entre las seis víctimas fatales, aparece Xu Hui una médica del Hospital de Nanjing, que murió el 7 de febrero a los 51 años, exhausto después de 18 días de trabajo consecutivo "en la primera línea de fuego contra el coronavirus". El Partido Comunista de Jiangsu la mencionó como modelo.
    Mientras tanto, un grupo de 11 pasajeros, de 80 años o más, negativos para las pruebas de coronavirus, ha desembarcado del Diamond Princess, el crucero en cuarentena en la bahía japonesa de Yokohama, para ser transferido a un alojamiento protegido del gobierno japonés, donde permanecerán en observación hasta el 19 de febrero. A bordo todavía hay 3.600 personas, incluidos 35 italianos, 25 de ellos miembros de la tripulación, incluido el comandante Gennaro Arma.
    Estados Unidos también está listo para extender las pruebas de coronavirus a cualquier persona con síntomas de gripe, según el director de enfermedades respiratorias.
    Finalmente, en China, el presidente Xi Jinping instó nuevamente a mejorar el sistema de respuesta y prevención de epidemias, resolviendo las debilidades y los problemas críticos que surgieron con el nuevo coronavirus.
    "Garantizar la salud y la seguridad de las personas es una tarea importante para nuestro partido", dijo Xi. Es necesario, informó la televisión pública CCTV, "fortalecer las áreas de debilidad y acabar con las fallas destacadas por la epidemia actual". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA