CIDH acusa a Chile por derechos maestra lesbiana

Sandra Pavez en conferencia de prensa en Santiago tras el pronunciamiento de la CIDH.
Sandra Pavez en conferencia de prensa en Santiago tras el pronunciamiento de la CIDH. (foto: ANSA)
22:47, 25 sepSANTIAGO DE CHILERedacción ANSA

   (ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 25 SEP - La Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidió a la Corte Interamericana ordene al Estado chileno la reincorporación a las aulas de la profesora de religión Sandra Pavez.
   La exreligiosa debió dejar de impartir clases desde 2007 por decisión de la Iglesia Católica y del Poder Judicial que la despojaron de su derecho por ser lesbiana. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos declaró al Estado de Chile "responsable" de vulnerar la igualdad, la vida privada, el acceso a la función pública en condiciones de igualdad, al trabajo y la no discriminación al prohibir que la docente impartiera clases de religión por ser lesbiana.
   El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), organismo que representó a la maestra, valoró el fallo que desechó los argumentos de libertad religiosa esgrimidos por la Cancillería chilena.
   "Estoy tranquila y emocionada porque se avanza en justicia.
   Hace 12 años que me arrebataron la docencia, una profesión que ejercí por más de dos décadas. Confío en que la Corte hará justicia con las sanciones", sostuvo Pavez.
   Los hechos se remontan al 25 de julio de 2007 cuando, por orden del obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, el vicario para la Educación del Arzobispado, René Aguilera, revocó a Sandra Pavez el certificado de idoneidad que le iba a permitir seguir haciendo clases de religión en el Colegio Municipal Cardenal Antonio Samoré, donde la docente ejercía desde 1985.
   La decisión se adoptó luego de que la maestra confirmara que era lesbiana y mantenía una relación con otra mujer y se negara a someterse a terapias psicológicas y psiquiátricas ofrecidas por la Iglesia para revertir su orientación sexual. El acoso de la Iglesia llegó incluso a que curas visitaron el domicilio de la mujer para obligarla a revertir su homosexualidad, llegando al extremo de decirle que había dañado la memoria de su fallecida madre con su orientación sexual.
   El clero actuó amparado en el Decreto 924 del Ministerio de Educación de Chile de 1983 -dictado bajo dictadura- y aún vigente que "reglamenta las clases de religión en establecimientos educacionales" y faculta a las iglesias a decidir quiénes pueden o no impartir la cátedra.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en