Greta Thumberg, candidata al Nobel de Paz

Viaja en velero a Nueva York, mensaje para evitar emisiones

Greta Thunberg en Plymouth rumbo a Nueva York a bordo del Malizia II (foto: EPA)
18:04, 14 agoLONDRESRedacción ANSA

(ANSA) - LONDRES, 14 AGO - El nuevo desafío de Greta Thumberg ya comenzó, pues la joven activista sueca de 16 años zarpó hacia Nueva York, a bordo de un velero de cero emisiones de carbono, en vista de la próxima cumbre climática de la ONU. Y precisamente su batalla contra el cambio climático podría valerle, al menos según las casas de apuestas británicas, el Premio Nobel de la Paz. Un rumor que crece.
    La embarcación que lleva a Greta, un velero de regata, zarpó al mediodía británico desde el puerto de Plymouth, en el sur de Inglaterra, al mando del príncipe monegasco Pierre Casiraghi (que puso a disposición su joya gratuitamente) y del marinero alemán Boris Herrmann.
    La tripulación espera una travesía de dos semanas, antes de llegar a las costas estadounidenses. Justo a tiempo para la cita de Greta con la conferencia sobre el clima, programada para el 23 de septiembre.
    El velero puede viajar hasta a 70 kilómetros por hora, pero Herrmann afirma que irán un poco más despacio, a unos 20 kilómetros por hora.
    Para la joven sueca de 16 años no será un paseo, lo admitió ella misma. Sobre todo si se lo compara con un cómodo vuelo intercontinental de unas pocas horas. Sin embargo, Greta, una vez más, quería enviar un mensaje claro: no contribuirá a la contaminación del aire con su viaje.
    Por esta razón, eligió una embarcación futurista en el que la electricidad necesaria para operar los instrumentos a bordo es producida por paneles solares. "Soy una de las pocas personas en el mundo que puede hacerlo, así que tuve que aprovechar la oportunidad", dijo la joven antes de zarpar. Y por lo tanto con paciencia habrá que enfrentar los mareos o la falta de comodidad.
    Tal vez, durante la travesía, podrá consolarse pensando que su batalla por el clima, que comenzó hace un año con una sentada frente al parlamento sueco y que culminó con el nacimiento del movimiento estudiantil de los Fridays for Future, podría llevar al más importante reconocimiento internacional: el Nobel de la Paz.
    De esto, al menos, siete corredores de apuestas británicos están convencidos sobre el premio que se otorgará en Noruega.
    Greta es la "clara favorita", argumentan, señalando las brechas crecientes en comparación con otros candidatos prominentes. La casa de apuestas Ladbrokes, por ejemplo, ahora promete pagar casi dos dólares y medio a los que apuestan por Greta: por lo tanto, le da un 50% de posibilidades de ganar. La única retadora de dos dígitos en este momento es la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, quien en marzo se había velado para honrar a las víctimas musulmanas de la masacre de Christchurch. Pero solo tiene el 14% a favor del pronóstico, entre otras cosas en comparación con junio.
    Nobel aparte, para Greta el objetivo a corto plazo es superar el cruce del Atlántico hacia Nueva York sin demasiados inconvenientes. Entonces será escuchada, con su energía habitual, en la cumbre de la ONU. Hasta diciembre permanecerá en Estados Unidos, entre Canadá, Chile y México, para participar en manifestaciones estudiantiles y otra conferencia de la ONU.
    Finalmente, surgirá la cuestión de cómo regresar a Europa, posiblemente evitando nuevamente los aviones. Pero esa cuestión, la joven Greta aún no la ha pensado. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en