May se reúne con Merkel y Macron

Primera ministra Theresa May se reúne con Merkel y Macron.
Primera ministra Theresa May se reúne con Merkel y Macron. (foto: EPA)
21:10, 08 abrLONDRESRedacción ANSA

   (ANSA) - LONDRES, 8 ABR - La primera ministra británica, Theresa May, viajará este martes a Berlín y París para reunirse respectivamente con la canciller Angela Merkel y el presidente Emmanuel Macron para intentar conseguir más tiempo para encontrar un acuerdo sobre el Brexit.
    El viaje lo realiza en vísperas de la extraordinaria cumbre que realizarán los 27 líderes de la UE que evalúan la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.
    Una visita, explicó Downing Street, para explicar la razón detrás de la solicitud de extender el artículo 50. En términos más prosaicos, un intento in extremis de persuadir a las dos figuras más poderosas de Europa para que defiendan la causa de Londres de extender el tiempo hasta el 30 de junio próximo. No es de sorprender que la primera ministra británica vaya primero con la canciller alemana, líder de la línea blanda, aquella que quiere evitar el Brexit sin acuerdo a toda costa.
    Luego se trasladará al Eliseo para hablar con Macron, el policía malo que acusó a Londres de "tener a la UE como rehén" y la invitó a responsabilizarse del pantano al que ha sido arrojada.
    En estas horas May mantuvo reuniones telefónicas también con Jean-Claude Juncker, Donald Tusk y los premier de Holanda y Malta. Pero es en París y Berlín donde se juega la partida.
    Sobre todo cuando se presentará el próximo miércoles en Bruselas sin un acuerdo concreto con el Laborismo.
    Tusk, presidente del Consejo Europeo, sin embargo había lanzado una contraoferta con una extensión flexible (o "flextension") de un año, que podría acortarse en el momento en que el Gobierno británico consiguiera la aprobación de un "plan B" para el Brexit. Las dos propuestas serán debatidas en la reunión de los 27 el próximo miércoles.
    El Partido Conservador ha enviado mientras tanto cartas a sus miembros advirtiendo sobre la posible participación en las elecciones europeas del 23 al 26 de mayo próximo.
    La propia May reconocía esa posibilidad, aunque intentará argumentar ante Bruselas que es posible retrasar el Brexit hasta el 30 junio y eludir los comicios europeos (ya que el nuevo Parlamento no se constituye hasta julio).
    La votación europea tres años después del referéndum sobre el divorcio podría ser la lápida en la carrera de May. Los halcones tory advirtieron a la premier que, en el caso de que se produjera esa eventualidad, la máquina para hacerla dimitir comenzaría y el proceso para el nombramiento de un nuevo líder se iniciaría de inmediato.
    Las conversaciones con la oposición en tanto continuaron en estos días y, por lo que se sabe, en una carta que el viceprimer ministro David Lidington entregó al jefe de la delegación laborista Keir Starmer, el gobierno prometió una apertura parcial de un voto confirmatorio y una unión aduanera con el UE.
    Además aseguró un "alineamiento" sobre los derechos de los trabajadores y consumidores. Estos últimos dos son los puntos en los que el líder laborista Jeremy Corbyn siguió insistiendo en las últimas horas, afirmando que el gobierno aún no proporcionó garantías suficientes para "alcanzar un compromiso".
    De unión aduanera habló Michel Barnier durante su visita a Dublin, asegurando la disponibilidad de la UE en este sentido pero volviendo a amenazar a Gran Bretaña de que si produce un divorcio sin acuerdo entonces los márgenes para futuros acuerdos comerciales, por ejemplo el libre intercambio como quieren los brexiteer, serán muy reducidos.
    "No habrá reuniones sobre el comercio a menos que antes no sean resueltas cuestiones como el respaldo", aclaró.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en