Moavero busca tranquilizar a EEUU tras adhesión Seda

Encuentros "muy positivos" con Bolton y Kushner en Casa Blanca

17:50, 03 abrWASHINGTONRedacción ANSA
(ANSA) - WASHINGTON, 3 MAR - En vísperas de los 70 años de la OTAN en Washington, el ministro de Relaciones Exteriores italiano, Enzo Moavero Milanesi, voló a la Casa Blanca para tranquilizar aún más a Estados Unidos, después de la reciente misión del viceprimer ministro Luigi Di Maio, seguida de la adhesión italiana a la nueva Ruta de la Seda.
    Pero poco antes de los encuentros con el consejero para la seguridad John Bolton, con el asesor principal de Donald Trump, Jared Kusher y su homólogo Mike Pompeo, el gobierno estadounidense lanza una nueva advertencia, esta vez no solo sobre Pekín sino también sobre Moscú. "Estamos poniendo en guardia a muchos países porque son conscientes del riegos que implica apoyar la Iniciativa Belt and Road (BRI, por su sigla en inglés), especialmente a aquellos que buscan activamente inversiones extranjeras directas. Pero Italia representa una preocupación especial porque es un aliado fuerte y un miembro del G7. Al presionar a Italia para que firme la BRI, China parece creer que Italia es económicamente vulnerable o políticamente manipulable", dijo a ANSA Garret Marquis, vocero del consejo nacional para la seguridad de Estados Unidos.
    Luego habla sobre Rusia: "Estados Unidos cuenta con Italia como uno de los aliados más fuertes y mantiene comunicaciones abiertas con un amplio espectro de actores en el gobierno italiano. Vemos que Rusia está creando incursiones en el panorama político italiano y alentamos encarecidamente a Roma a tomar en serio estas actividades".
    Moscú, añadió, "intenta explotar las preocupaciones del pueblo italiano y amplificar sus decepciones, por ejemplo, sobreestimando los efectos de las sanciones de la UE sobre Rusia en la economía doméstica italiana. La opinión pública italiana tiene derecho a hacer preguntas difíciles para su liderazgo, pero a Rusia no debería ser permitido explotar el proceso democrático italiano".
    Advertencias fuertes, aunque hay sintonía entre Bolton y Moavero.
    "Una gran conversación con mi amigo, el ministro de Relaciones Exteriores italiano, Moavero", tuiteó después de la reunión con el asesor de seguridad nacional.
    "Hemos discutido sobre medio mundo, desde Medio Oriente hasta Rusia, China y Venezuela. Todas áreas donde Estados Unidos e Italia pueden trabajar juntos. Esto lo confirma Moavero al hablar con la prensa italiana: "Encuentro más que positivo, con convergencia de visiones e intenciones. Es importante que se explique entre amigos y aliados. Cuando hablamos con claridad, los malentendidos potenciales se disipan". Sobre la adhesión a la nueva Ruta de la Seda, el ministro italiano resaltó "la naturaleza comercial del acuerdo, justificada naturalmente por la geografía y por la historia, y por la necesidad de recuperar posiciones, dado que en Europa somos el cuarto socio comercial de Pekín".
    La garantía sobre la seguridad, en cambio, viene dada por la nueva ley sobre el "poder de oro", "la más equipada de Europa".
    Ningún paso atrás sobre Rusia: "Italia sigue respetando los mecanismos de sanciones, incluso si no los ve como un fin, sino como una herramienta para restablecer la legalidad".
    "Con la OTAN, con respecto a Rusia, compartimos la necesidad de preservar un marco estable, sin puntos de fricción que puedan degenerar", agregó el ministro de Relaciones Exteriores, definiendo la Alianza "un punto esencial de nuestra política exterior, junto con el ONU y la UE ".
    En cuanto a la participación italiana en la OTAN, "aún muy por debajo del 2% del PBI para alcanzar en 2024", para Moavero "la línea no cambia: se buscará compensar el efectivo con las misiones de paz donde estamos ampliamente presentes y apreciados".
    Finalmente, "apoyo natural y convencido" a los esfuerzos por el aún reservado plan de paz estadounidense en Medio Oriente, "que también tendría un importante valor económico para Italia".
    "El momento parece favorable, esperamos que sea el momento adecuado", auguró Moavero.
    El jefe de la diplomacia italiana también tenía previsto reunirse con los senadores Lindsey Graham y Mitch McConnell, así como con el congresista estadounidense Mark Meadows, presidente del "Freedom Caucus". La celebración del 70 aniversario de la OTAN se realizará en el Andrew W. Mellon Auditorium del Departamento de Estado, la misma sala donde fue firmado el tratado de Washington, el 4 de abril de 1949, por 12 miembros fundadores de la Alianza Atlántica, entre ellos Italia.
    Entretanto, está previsto que mañana Moavero asista a la cumbre de ministros de Exteriores de la OTAN, durante la cual se prestará una atención particular la lucha contra terrorismo y la seguridad.
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en