May, quien no vota acuerdo mina la democracia

Premier, Parlamento votará luego del 13. Voto agita a Laborismo

17:36, 06 eneLONDRESRedacción ANSA
(ANSA) - LONDRES, 6 ENE - La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, advirtió hoy a los parlamentarios que tienen intenciones de rechazar su acuerdo con la Unión Europea sobre la Brexit y que no lo apoyan, que la democracia británica podría sufrir daños y al mismo tiempo muchos ciudadanos podrían perder el trabajo.
    May hizo estas declaraciones a través de un artículo escrito para el Mail on Sunday.
    Los opositores, añadió May, "deben darse cuenta de que están asumiendo riesgos para nuestra democracia", y también tienen que considerar los efectos "sobre los puestos de trabajo en los que nuestros votantes confían para llevar comida a la mesa para sus familias".
    Definiendo luego al 2019 como el año en que el Reino Unido podría llegar a un punto de inflexión, la primera ministro afirmó que "en los momentos en que enfrentamos un gran desafío, siempre encontramos un camino para avanzar que obtenga la confianza y el consenso de toda la comunidad. Este es un momento de este tipo".
    El pasado mes May fue obligada a postergar el voto en el Parlamento sobre el acuerdo que alcanzó con la UE, después de que no tuvo los números necesarios para hacerlos aprobar.
    El Parlamento de Wesminster reabre mañana, y la discusión sobre el texto se retomará el próximo miércoles, sin que haya variado el rechazo del ala euroescéptica de los "tories" (conservadores) ni del Partido Democrático Unionista (DUP), cuyos votos son indispensables para May.
    Entrevistada durante la jornada por la BBC, May dijo que el voto en la Cámara de los Comunes tendrá "seguramente" en la semana que comienza el 13 (las fechas probables son el 14 y el 15 de enero) y reiteró que con el rechazo Gran Bretaña se aventuraría a territorios "inexplorados". Al mismo tiempo, no excluyó que sobre el acuerdo se pueda votar más de una vez. "No creo que nadie pueda decir exactamente qué ocurriría" si el acuerdo del Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), es rechazado, admitió May a la BBC al comienzo de un periodo de dos semanas clave para definir el futuro político del Reino Unido.
    May prometió suministrar a los parlamentarios mayores detalles sobre tres áreas de particular relevancia: medidas específicas para Irlanda del Norte; un rol más importante del Parlamento en las negociaciones sobre futuras relaciones entre UE y Gran Bretaña y sucesivos seguros de la Unión sobre la frontera Irlanda e Irlanda del Norte.
    La primera Ministra, por otra parte, reiteró que no tiene intención de convocar a elecciones anticipadas e insistió en que abandonará el liderazgo del Partido Conservadores antes de los comicios previstos para 2022.
    En tanto, un sondeo reveló que la Brexit es un grano también para los Laboristas: el partido sería fuertemente penalizado por sus electores si votase a favor del acuerdo negociado por May, o si no lo combatiera de manera decisiva.
    El sondeo de YouGov para People's Vote -que pide un nuevo referendo- indica incluso que el 75% de los electores laboristas pide si puede volver a votar sobre la Brexit.
    En neto contraste con el líder Jeremy Corbyn que reiteró en repetidas ocasiones que el divorcio de la UE no puede ser anulado.
    Según las encuestas, el 53% de los británicos quisiera volver a votar, y en caso de un nuevo referendo, el 54% elegiría "permanecer", mientras el 46% apoyaría "dejar" la Unión Europea.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en