Francisco respalda lucha por los derechos

Dos migrantes en precarias condiciones de vida.
Dos migrantes en precarias condiciones de vida. (foto: ANSA)
14:47, 07 abrCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 06 APR - Francisco, en un video en español difundido por la Red Mundial de Oración del Papa, ofrece su respaldo a quien ofrece su vida al luchar por los derechos fundamentales, "en las dictaduras, en los regímenes autoritarios y hasta en las democracias en crisis".
    Para aquellos que se manifiestan y luchan por la defensa de los derechos y la dignidad humana, el pontífice expresa su apoyo y cercanía en el video, difundido hoy, con sus intenciones de rezos para el mes de abril.
    "Oramos por aquellos que ponen en peligro sus vidas al luchar por los derechos fundamentales en las dictaduras, en los regímenes autoritarios y hasta en las democracias en crisis, para que vean que su sacrificio y su trabajo den finalmente frutos abundantes", afirma Bergoglio en el video.
    "Para resguardar los derechos fundamentales sirven el coraje y la determinación -subraya Francisco-. Me refiero al hecho de oponerse activamente a la pobreza, a la desigualdad, a la carencia de trabajo, de la tierra y de la vivienda, de los derechos sociales y laborales".
    "Piensen que muchas veces los derechos humanos fundamentales no son iguales para todos -advierte-. Existe gente de primera, de segunda, de tercera clase, y personas consideradas descartables. No, deben ser iguales para todos. Y en algunos lugares defender la dignidad de las personas puede significar ir a prisión, aún sin proceso. Y puede significar la calumnia".
    "Cada ser humano tiene el derecho de desarrollarse integralmente y este derecho fundamental no puede ser negado por ningún país", agrega el Papa.
    En el video se alternan las imágenes del pontífice que habla a aquellas personas que trabajan o estudian o que viven situaciones críticas. La grabación -explica la Red Mundial de Oración del Papa- tiene el apoyo de la Misión Permanente de la Santa Sede en la ONU.
    En el comunicado se recuerda también la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU en 1948, que "fue el primer documento legal en establecer la protección universal de los derechos humanos fundamentales".
    "También en la Iglesia, a partir del papa Juan XXIII en los años '60, los derechos humanos tuvieron una importancia central en la enseñanza y en la práctica social católica", rememora refiriéndose además a un reciente artículo en el que el cardenal Michael Czemy nota que "San Juan XXIII enumeró los derechos fundamentales en su encíclica Pacem in terris de 1963 e inició con ello lo que hoy es considerado derechos económicos.
    "Cada ser humano tiene el derecho a la existencia", dijo, "a la integridad física, a los medios indispensables y suficientes para una vida digna, especialmente en lo que respecta a la alimentación, vestimenta, casa, reposo, curas médicas, los servicios sociales necesarios".
    Hoy, el papa Francisco puso el mismo énfasis al puntualizar en particular los derechos al trabajo, la casa, la tierra y la seguridad alimentaria. La invitación del Papa en el video, afirma, por su parte, el padre Frédéric Fornos, director internacional de la Red Mundial de Oración del Papa, es la de rezar por quien corre riesgo de vida por luchar por los derechos fundamentales, "recordar a estos hombres y mujeres, en tantos países del mundo, que se hallan en la cárcel o en situaciones peligrosas, o que perdieron la vida, muchos en nombre de la propia fe en Jesucristo. No nos olvidamos de ellos, rezamos por ellos".
    "No es la primera vez -señala el padre Fornos- que el papa Francisco insiste en la importancia de los derechos fundamentales de las personas, En su última encíclica, Todos Hermanos, denunció que "mientras una parte de la humanidad vive en la opulencia, otra parte ve su dignidad despreciada, desconocida o pisoteada y sus derechos fundamentales ignorados o violados".
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en