Abrir puertas y corazones, mensaje a Sudamérica

"La mezcla cultural puede ayudar a curar a la humanidad"

Un mensaje de Francisco de unión y apertura para Sudamérica
Un mensaje de Francisco de unión y apertura para Sudamérica (foto: ANSA)
18:36, 20 novCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 20 NOV - "Sanar al mundo del gran mal que lo aqueja" y que la pandemia ha hecho más evidente: divisiones, egoísmo, incapacidad de "dar una respuesta conjunta" a la emergencia, ese es el mandato del Papa a los miembros del Pontificio Colegio Latinoamericano.
    A sus integrantes, el pontífice recibió hoy en audiencia en el Vaticano.
    "El mundo sigue cerrando sus puertas, rechazando el diálogo y la colaboración, se niega a abrirse con sinceridad al compromiso común por un bien que llega a todos sin distinción", afirmó Francisco en su discurso en español.
    "La cura de esta enfermedad debe llegar desde abajo, de los corazones y de las almas que un día os serán encomendados, con propuestas concretas en el campo de la educación, la catequesis, el compromiso social, capaces de cambiar de mentalidad y abrir espacios, para curar este mal y dar a Dios un pueblo unido", enfatizó.
    El Colegio observó Francisco, nació como un compromiso para unir las Iglesias particulares de América del Sur y, al mismo tiempo, abrirlas a la Iglesia universal.
    "Esta experiencia de comunión y apertura es un gran desafío -explicó-, ya que el ejemplo de la hibridación que hizo grande a América, y que se vive en la comunidad plural que se forma, puede ayudar a sanar el mundo".
    El Papa recordó entonces que el Evangelio, anunciado en esas tierras con un medio "no exento de pecado", se difundió porque los diferentes pueblos pudieron acogerlo.
    "Este milagro se produce porque tanto los que llegan como los muchos que los acogieron fueron capaces de abrir el corazón y no se cerraron a lo que el otro tenía para ofrecer, a nivel humano, cultural o religioso. Estas raíces mestizas nacen de un corazón capaz de amar al otro con un amor fecundo, es decir, dispuesto a crear algo nuevo que lo supere y lo trascienda. Esto presupone que rechaza la propia autorreferencia, para poder difundir el don recibido"., remarcó "La mezcla cultural todavía se produce hoy, los pueblos latinos se encuentran entre sí y con otros pueblos y de este encuentro también ellos salen enriquecidos", planteó el papa.
    Jorge Bergoglio invitó, por lo tanto, a "abrir la puerta del corazón" porque "cuando abres tu corazón a todos sin distinción, por el amor de Dios, creas un espacio donde Dios y el prójimo pueden encontrarse". "Nunca dejes de mostrar esta disponibilidad, esta apertura: nunca cierres la puerta a quienes en el fondo de su corazón anhelan poder entrar y sentirse acogidos", insistió "Lucha contra la cultura de la chatarra, la segregación social, la desconfianza y los prejuicios por motivos de raza, cultura o fe, porque el sentimiento de hermandad prevalecerá sobre toda diferencia", instó el papa. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en