Choque con EEUU, "Trump instrumentaliza Papa"

Santa Sede critica a Pompeo

14:04, 30 sepROMARedacción ANSA
(ANSA) - ROMA, 30 SET - El enfrentamiento entre la Santa Sede y el gobierno de Estados Unidos casi roza la crisis diplomática, tras el ataque hace unos días del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, hacia el Vaticano, al que intimó a no renovar el acuerdo con China sobre los nombramientos de obispos.
    Hoy, en la primera jornada de la visita de Pompeo a Roma, en ocasión del simposio sobre Libertad Religiosa en el que participaron también el cardenal Pietro Parolin y el "ministro de Exteriores" Paul Gallagher, los exponentes vaticanos acusaron a la administración de Donald Trump de querer "instrumentalizar" al papa en la actual campaña electoral.
    Pero las posturas, siempre sobre el país asiático, de Pompeo -para quien "el Partido Comunista Chino está buscando aprovechar su presencia en Italia para sus fines estratégicos, no están aquí para hacer alianzas sinceras", y que le pidió al premier Giuseppe Conte "prestar atención a la privacidad de sus ciudadanos" en materia de red 5G"- descontentaron tanto al premier como al ministro de Exteriores Luigi Di Maio.
    Este último en particular se sintió obligado a precisar que "tenemos muy presentes las preocupaciones" de nuestros aliados norteamericanos e "Italia es plenamente consciente de asegurar la seguridad de las redes 5G", mientras "Italia está sólidamente anclada a Estados Unidos y la UE, a la que nos unen los valores e intereses comunes a los países de la OTAN".
    Para Italia, de todos modos, "hay aliados, interlocutores y socios económicos. Un país como el nuestro está abierto a posibilidades de inversión, pero fuera de los límites" de la Alianza Atlántica.
    La confrontación entre Pompeo -que mañana en el Vaticano será recibido no por el papa sino por el cardenal Parolin- y los representantes vaticanos se consuma en el simposio sobre libertad religiosa organizado en el Hotel Excelsior por la embajada estadounidense ante la Santa Sede.
    A la salida, consultado sobre un intento del gobierno de Donald Trump de "instrumentalizar al papa" en los últimos tramos de la campaña electoral, el secretario para las Relaciones con los Estados monseñor Gallagher responde que "sí, esta es precisamente una de las razones por las cuales el papa no verá" a Pompeo.
    "Normalmente, cuando se preparan las visitas a tan altos niveles de oficialidad, se negocia la agenda en privado y en forma confidencial. Es una de las reglas de la diplomacia, dando la posibilidad a ambos de definir el simposio, no dando las cosas por hechas", agregó, dando a entender que la administración estadounidense actuó unilateralmente respecto a la organización del encuentro.
    Por su parte el cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, manifestó "sorpresa" con los periodistas, más que "irritación", por la salida de Pompeo contra el acuerdo Vaticano-China, en vías de renovación el mes próximo a dos años de la firma "ad experimentum".
    "Sorpresa porque ya había en previsión una visita a Roma en la que Pompeo encontraría a la cúpula de la Santa Sede, y nos parecía el lugar más oportuno y adecuado para hablar de estas cosas y lo haremos", explicó.
    En todo caso la línea de distensión con China "seguirá adelante, de parte nuestra existe esta voluntad".
    También para Parolin "usar este tema", el de la libertad religiosa y el del acuerdo sobre el nombramiento de obispos en China "es lo más oportuno si lo que se quiere obtener es el consenso de los electores, pero no es la manera de hacerlo porque esta es una cuestión intra-eclesial".
    En el simposio sobre libertad religiosa, de todos modos, Mike Pompeo siguió su camino. "En ningún lugar la libertad religiosa está más bajo ataque que en China", advirtió, y la Iglesia católica debe recuperar el "coraje" que tenía en tiempos de Juan Pablo II, que "dio testimonio a su grey sufriente y desafió a la tiranía". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en