Hacia renovación de acuerdo por obispos

El secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin. (foto: EPA)
15:22, 14 sepCIUDAD DEL VATICANOManuela Tulli

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO 14 SEPT - El acuerdo sobre el nombramiento de obispos entre el Vaticano y China vencerá "en octubre", pero la intención de ambos es renovarlo, anunció hoy el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, tras las declaraciones en la misma línea que llegaron de China recientemente.
    Pero si desde el país asiático se indica "el éxito" de la experiencia, son más cautas las palabras del número dos del Vaticano.
    "Incluso si los resultados no fueron tantos -dijo Parolin, al margen de una iniciativa en la embajada italiana ante la Santa Sede para celebrar al cardenal Achille Silvestrini- me parece que fue una dirección que vale la pena continuar".
    El acuerdo, hay que recordar, había sido alcanzado para intentar lograr la unidad de una Iglesia católica dividida entre la "oficial", vinculada al gobierno, y la "clandestina", vinculada con el papa.
    El diálogo en curso debería llegar a superar estas divisiones, pero también a mejorar las relaciones diplomáticas entre China y la Santa Sede, que permanecieron prácticamente inexistentes durante décadas.
    "El acuerdo no expiró todavía -explicó Parolin-, lo hará en el mes de octubre, vencerán los dos años desde el momento en que entró en vigencia y fue firmado, por lo tanto no se cumplió todavía".
    Cuando se le preguntó si hay buenas perspectivas para la renovación, agregó: "Si, creo realmente que sí, nuestra intención es que se prolongue, que se siga adoptándolo 'ad experimentum'. ¿Si hay la misma intención también de parte de ellos? Pienso y espero que sí, incluso si estos primeros resultados no fueron tantos, pero me parece que se marcó una dirección que vale la pena continuar y luego se verá".
    "Con China, nuestro interés actual es normalizar lo más posible -reiteró el secretario de Estado vaticano- la vida de la Iglesia, hacer que la Iglesia pueda vivir una vida normal, que para la Iglesia católica es también tener relaciones con la Santa Sede y con el papa, y luego naturalmente todo esto también con un trasfondo de convivencia pacífica, de búsqueda de la paz y de superación de las tensiones".
    El anuncio de Pekín en los últimos días estaba en la misma línea: el acuerdo provisorio entre China y el Vaticano, de 2018, sobre el nombramiento de obispos, "fue implementado con éxito en los últimos dos años, gracias a los esfuerzos conjuntos", había declarado el vocero del ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, subrayando que "desde el comienzo del año las dos partes se apoyaron mutuamente en la lucha contra el Covid-19, empeñadas en mantener en conjunto la seguridad sanitaria pública global y acumulando mayor confianza y consenso recíproco a través de una serie de interacciones positivas".
    Las dos partes, agregó, "seguirán manteniendo un estrecho contacto para mejora ulteriormente las relaciones bilaterales".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en