Duro mensaje al poder

Papa augura una solución para Siria, "niños mueren de hambre"

Francisco y un mensaje desde los balcones vaticanos
Francisco y un mensaje desde los balcones vaticanos (foto: ANSA)
16:20, 28 junCIUDAD DEL VATICANOPor Manuela Tulli

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 28 JUN - El Papa condenó este domingo durante el rezo del Angelus los nepotismos y todos aquellos gobiernos que fuerzan los lazos entre parientes, al tiempo que también fustigó a la corrupción.
    "Los vínculos de parentela, si son puesto en primer lugar, pueden desviarse del verdadero bien", dijo Francisco desde el palacio Apostólico indicando aquello que sucede en algunos países.
    "Lo vemos: algunas corrupciones en los gobiernos se producen precisamente porque el amor por la parentela es más grande que el amor a la patria" y así "ponen en el cargo a sus parientes".
    El Pontífice luego reiteró su aprecio por lo que hace el voluntariado italiano: "En estos días cuantas personas llevan cruces para ayudar a los otros, se sacrifican para ayudar a los otros que tienen necesidad en esta pandemia", resaltó.
    "Piensen en el voluntariado que es una de las cosas más grandes que tiene la sociedad italiana, los voluntarios... y cuántos de ellos dejaron la vida en esta pandemia".
    Y el Papa también recordó la historia de un párroco a quien un niño le dio todos sus ahorros "para aquellos que hoy tienen la necesidad por la pandemia". "¡Pequeña cosa, pero una gran cosa!", comentó el papa Francisco.
    Una mirada luego a las áreas más atormentadas del planeta a causa de las guerras, de las inestabilidades políticas, y ahora también por la pandemia del Covid-19. El Pontífice primero lanzo un nuevo llamamiento para Siria.
    Martes 30 de junio, se celebrará la cuarta Conferencia de la Unión Europea y de las Naciones Unidas para apoyar el futuro de Siria y de la región.
    "Oremos para este importante encuentro -pidió el Pontífice a los fieles reunidos en la Plaza San Pedro-, para que pueda mejorar la dramática situación del pueblo sirio y de los pueblos vecinos, en particular del Líbano, en el contexto de la grave crisis socio-políticas y económicas que la pandemia hizo aún más difíciles".
    "Piensen que hay niños con hambre, que no tienen para comer, por favor, que los dirigentes sean capaces de hacer la paz", añadió el Papa.
    Un pensamiento también para los niños de Yemen "que sufren a causa de la gravísima crisis humanitaria".
    Cerca de 2,4 millones de niños menores de cinco años están en riesgo de hambruna y desnutrición por la escasez de fondos para la ayuda humanitaria en medio de la pandemia y tras más de 5 años de guerra, según ha denunciado el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef).
    Guerras y pandemia no son las únicas causas de sufrimiento en el planeta. También hay desastres naturales. Y si el miércoles en la audiencia el Pontífice había orado por México afectado por un fuerte terremoto, hoy el pensamiento fue para los habitantes de Ucrania occidental donde se desencadenaron fuertes inundaciones.
    Las personas afectadas "pueden experimentar el consuelo del Señor y la ayuda de los hermanos", concluyó el Papa.
    Este lunes Francisco celebrará la fiesta de San Pedro y San Pablo aún en una modalidad de alta precaución. La misa se desarrollará de hecho en la basílica con la presencia de unas 90 personas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en