Francisco vuelve a saludar a fieles en la Plaza San Pedro

"Lo peor de crisis es desaprovecharla", advirtió el Pontífice

Papa Francisco vuelve a saludar a fieles en Plaza San Pedro (foto: EPA)
15:39, 31 mayCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 31 MAY - El papa Francisco volvió a saludar a poco más de 1500 fieles en la plaza de San Pedro tres meses después de decretado los bloqueos y encierros por el coronavirus y los bendijo desde la ventana del Palacio Apostólico, tras el rezo del Regina Coeli.
    Esto no sucedía desde el 1ro de marzo cuando, fuertemente resfriado, anunció que no se trasladaba para el retiro cuaresmal. Entonces, muchos temieron que el Covid-19 lo hubiese afectado también a él. Este domingo, Francisco volvió a aparecer sonriente desde la ventana del Palacio Apostólico: "Es un placer volver", fueron las primeras palabras que pronunció recibidas con aplausos.
    Barbijos, distanciamiento y mediciones de temperatura: es así el primer Regina Coeli (que sustituye al Angelus en este tiempo litúrgico) de la era Covid-19 con la presencia en la plaza, tal vez por primera vez en la historia, de solo romanos o de otra manera residentes en la región.
    "Nos hacía compañía todas las mañana en estas semanas difíciles -dicen Stefano y Erica, que llegan desde Alabano Laziale, haciendo referencia a la misa del Papa en Santa Marta transmitida todos los días a las 7- y estamos aquí para devolver la visita".
    Anna y Marco, con su pequeña hija Sofía, dicen estar contentos de "recuperar un poco de normalidad, de volver a hacer algo que solía ser obvio".
    Un grupo de niños y niñas admiten más sinceramente de estar en San Pedro para "hacer un paseo" y de estar en la oración del Papa "por primera vez: queremos aprovechar el hecho que hoy no hay multitud".
    El Papa reza por los médicos y las enfermeras que dieron la vida para estar al lado de los enfermos y pidió trabajo y cuidado para todos.
    "Peor de esta crisis, es solamente el drama de desaprovecharla, encerrándonos en nosotros mismos", dijo enfatizando que es necesario "cuidar a las personas, no ahorrar para la economía".
    El Pontífice invitó a orar por "aquellos que están obligados a tomar decisiones delicadas y urgentes, para que protejan la vida humana y la dignidad del trabajo. Sobre esto se invierte: sobre la salud, sobre el trabajo, sobre la eliminación de las desigualdades y de la pobreza. Nunca como ahora nos sirve una mirada llena de humanidad: no se puede comenzar de nuevo para perseguir sus éxitos sin preocuparse de quienes quedaron atrás" Y por el pos pandemia Jorge Bergogli invita a evitar tres males: el narcisismo, la victimización y el pesimismo.
    En el día de Pentecostes, que celebra el Espíritu Santo y la unidad en la diversidad de la Iglesia, el papa Francisco aprovechó la ocasión para poner "estacas": no hay una Iglesia de derecha o izquierda, de progresistas o conservadores, Dios no lo ve así, "el Espíritu Santo ve hermanos y hermanas pidiendo misericordia".
    Y luego advirtió sobre quienes testifican la fe defendiendo sus propias ideas "con una espada desenvainada".
    "La tentación es siempre defender aquello con una espada desenvainada sus ideas, creyéndolas buenas para todos, y llevarse bien solo con quienes piensan como nosotros. Esta es una maña tentación que divide", "es una fe a nuestra imagen, no es aquello que quiere el Espíritu Santo". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en