Francisco cerca de los que padecen

Por sorpresa en centro rehabilitación social, con Andrea Bocelli

Papa Francisco sorprende con visita a centro de rehabilitación en las afueras de Roma. (foto: EPA)
18:49, 24 sepCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 24 SEP - Francisco, acompañado de los cantantes italianos Andrea Bocelli y Nek, visitó hoy por sorpresa un centro de rehabilitación y reinserción social en Frosinone, a 100 kilómetros de la Santa Sede, para desperdigar afecto y contención a los que sufren y atravesaron oscuras experiencias.
    El papa Francisco visitó hoy sorpresivamente, junto a los cantantes italianos Andrea Boccelli y Nek, la "Ciudad del Cielo" en Frosinone, estructura de acogida vinculada a la comunidad "Nuevos Horizontes" fundada por Chiara Amirante en 1993.
    Esta comunidad se destaca por la hospitalidad y el apoyo que ofrece a personas necesitadas, a través de centros de escucha y apoyo a la vida, hogares familiares, lugares y laboratorios para la agregación y reintegración laboral. Es allí donde desde hace años se curan las heridas del alma de aquellos que en algún momento de su existencia, por diversas razones, terminaron en el túnel de las drogas, la adicción, el juego, la prostitución y luego en el otro túnel, el de descarte, exclusión social y rechazo, incluso por parte de su familia.
    El Sumo Pontífice llegó a tempranas horas de la mañana a Frosinone para una visita privada a Ciudad Cielo.
    Eran cerca de las 9.15, hora local, cuando el Ford Focus azul con el Pontífice a bordo avanzó por la calle Tommaso Landolfi: son pocos los que lo saben, pero en poco tiempo aparecen imágenes en Internet de transeúntes, mientras muchas personas comienzan a amontonarse en las verjas de la estructura esperando poder al menos saludar al Pontífice.
    La visita, aunque se completó en martes, tiene aire de uno de los "Viernes de la Misericordia", iniciado por Jorge Bergoglio durante el Año Santo extraordinario.
    Francisco, recibido con gran alegría por Chiara Amirante, escucha las historia de cinco huéspedes, sus infiernos personales hechos de droga, marginación, prostitución y otras adicciones, de las cuales tuvieron la fuerza de abandonar, encontrando ayuda también en la fe.
    Y lo cuentan frente a cientos de otros compañeros de calle, entre momentos de fuerte conmoción. El Papa celebra la misa, luego se queda a almorzar en la Comunidad.
    "Hemos tocado el cielo con el dedo. Fue una sorpresa loca y la alegría fue incontenible. Lo mejor fue vivir un día en familia con el Papa Francisco", afirmó Amirante, la fundadora de la comunidad "Nuevos Horizontes" en una entrevista con Tg2000, el programa de noticias TV2000.
    "Muchos jóvenes -continuó- le contaron al Papa la experiencia de haber tocado con la mano los nuevos infiernos que a menudo son invisibles pero que son dramáticos y terribles. Fueron testimonios muy fuertes. En muchos brotaron lágrimas de emoción porque hemos revivido juntos el milagro de la resurrección del inframundo operado por Dios".
    "De esta jornada -resaltó Amirante- queda el amor de Dios que llegó a través del papa Francisco, el vicario de Cristo. Me llevo en el corazón una caricia del cielo para mi y todos mis jóvenes que vienen de historias muy pesadas. Tengo una inmensa gratitud por este amor de Dios que no termina nunca de sorprendernos".
    "Escuchar al papa Francisco hablar con el corazón en la mano -concluyó- y tener este intercambio fraterno con él fue un regalo indescriptible". Entre los presentes también estuvo el cantante Nek. Al final entretiene a todos, saluda a los huéspedes uno por uno. Hasta las 16 (hora local), después de casi siete horas de visita, regresan a Roma.
    La cercanía de Francisco a "Nuevos Horizontes" es fuerte y sólida. El pasado 8 de junio en ocasión de los 25 años de la Comunidad, el Papa telefoneó directamente para los augurios, envió una carta y un videomensaje para expresar su afecto y aliento a las más de 3.000 personas reunidas para celebrar el evento en el Palacio del Deporte de Frosinone, en la Solemnidad de Pentecostés.
    Durante el llamado, en particular, saludó a todos los "Pequeños de la alegría", nombre con el que son llamados los consagrados laicos que ponen su vida al servicio de la Comunidad. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en