Visita sorpresa al monasterio de Clarisas

Francisco llegó de sorpresa y elogió retiro de las Clarisas

Religiosas Clarisas de clausura (ANSA)
Religiosas Clarisas de clausura (ANSA) (foto: ANSA)
13:04, 11 eneCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 11 ENE - El Papa Francisco realizó hoy una visita privada al monasterio de clausura de las hermanas Clarisas en Spello, Perugia, para apoyar su vida contemplativa y compartir con ellas la eucaristía, la plegaria y el pan, comunicó la Sala de Prensa del Vaticano.
    Enorme fue la sorpresa de las religiosas de Santa María de Vallegloria en Spello cuando vieron llegar a la puerta de su monasterio al mismísimo pontífice en persona, destacó la diócesis de Foligno.
    El papa quiso de este modo retribuir la visita que las hermanas le hicieron en la Casa de Santa Marta del Vaticano el 25 de agosto de 2016. En aquella ocasión Francisco les entregó la constitución apostólica "Vultum Dei quaerere" ("La búsqueda del rostro de Dios") en representación de todos los religiosos de claustros en el mundo. La relación entre la comunidad de monjas contemplativas de Santa Clara en Spello, entre las más antiguas en seguir la experiencia de la santa católica, y el Papa siguió siendo intensa, como lo demostró esta breve visita privada con la intercesión del segundo secretario particular papal, el religioso egipcio Yoannis Lahzi Gaid.
    Jorge Mario Bergoglio quiso que la visita fuera privada y sorpresiva, sin ruidos, al punto que su llegada solamente era conocida por el obispo de Foligno, monseñor Gualtiero Sigismondi.
    "El Papa me había expresado varias veces la idea y luego me di cuenta de que el viaje había tomado forma porque, en nuestra última reunión, el Santo Padre me demostró conocer con precisión la distancia y el tiempo de viaje hasta Spello! En Nochebuena conocí el programa y esta alegría que no pude compartir con nadie ha marcado todas las celebraciones de estos días", contó el obispo Sigismondi.
    Ni siquiera la nieve pudo detener la determinación de Bergoglio, que fue recibido con incontenible alegría por las religiosas poco antes de las nueve horas locales, antes de celebrar misa.
    Después el Papa compartió un diálogo libre e informal y el almuerzo, antes de retornar a Roma en primeras horas de la tarde, dejando en la inminencia de las fiestas patronales una bendición para toda la diócesis de Foligno.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en