Amor y gratuidad en centros católicos de salud

Se conoció hoy el mensaje oficial de Jornada Mundial del Enfermo

Hermanas de la Madre Teresa de Calcuta
Hermanas de la Madre Teresa de Calcuta (foto: ANSA)
09:58, 08 eneCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 8 ENE - "La dimensión de la gratuidad debería animar por sobre todo a las estructuras sanitarias católicas, porque es la lógica evangélica la que califica su accionar, tanto en zonas avanzadas como en las más perjudicadas", afirmó hoy el papa Francisco.
    De este modo hizo público su mensaje oficial para la Jornada Mundial del Enfermo que se celebrará el próximo 11 de febrero de manera solemne en Calcuta, India, y por ello tuvo particulares menciones a la obra de la Madre Teresa. El pontífice remarcó que el único criterio de acción en la sanidad católica debe ser el amor gratuito a todos, sin distinción de lengua, cultura, etnia o religión.
    "Las estructuras católicas están llamadas a expresar el sentido del don, de la gratuidad y de la solidaridad, en respuesta a la lógica del provecho a cualquier costo, del dar para obtener, de la explotación que no contempla a las personas", agregó.
    "Los exhorto a todos, a varios niveles, a promover la cultura de la gratuidad y el don, indispensable para superar la cultura del provecho y el descarte. Las instituciones sanitarias católicas no deberían caer en el empresariado, sino salvaguardar el cuidado de las personas más que la ganancia", advirtió.
    "Sabemos que la salud es relacional, depende de la interacción con los otros y tiene necesidad de confianza, amistad y solidaridad, es un bien que puede ser gozado a pleno solamente si es compartido. La alegría del don gratuito es el indicador de salud del cristiano", agregó. "La curación de los enfermos precisa profesionalidad y ternura, gestos gratuitos, inmediatos y simples como una caricia, a través de los cuales se hace sentir al otro que es querido", aconsejó. El tema de la "gratuidad" se extendió a lo largo del mensaje del Papa, según el cual "todo hombre es pobre, necesitado e indigente" y "nunca podrá liberarse completamente de la necesidad y de ayudar a otros".
    "El leal conocimiento de esta verdad nos invita a permanecer humildes y a practicar con coraje la solidaridad, como virtud indispensable para la existencia", observó. Francisco recordó en su mensaje "con alegría y admiración la figura de Santa Madre Teresa de Calcuta, un modelo de caridad que volvió visible el amor de Dios por los pobres y los enfermos".
    "Santa Madre Teresa nos ayuda a entender que el único criterio de acción debería ser el amor gratuito hacia todos sin distinción de lengua, cultura, etnia o religión. Su ejemplo continúa guiándonos en abrir horizontes de alegría y esperanza para la Humanidad necesitada de comprensión y ternura, sobre todo para los que sufren", concluyó Jorge Mario Bergoglio. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en