Verguenza y perdón de obispos de Pennsylvania

Tras 70 años de abusos a menores

El interior de la catedral de Filadelfia, en Pennsylvania
El interior de la catedral de Filadelfia, en Pennsylvania (foto: ANSA)
09:26, 15 agoCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 15 AGO - Los obispos católicos del estado norteamericano de Pennsylvania expresaron su "profundo remordimiento" y "verguenza" por los abusos sexuales contra menores perpetrados a lo largo de 70 años por sacerdotes desde los años 40 del siglo pasado hasta ahora.
    Lo refirió el sitio de la Santa Sede Vatican News.
    Los obispos además manifestaron su "gran tristeza" y dijeron estar en "shock", afirmando que "el abuso es despreciable y no tiene lugar en la Iglesia".
    La reacción se conoce después de la divulgación, el martes, de un informe del ministerio público que denuncia a cientos de sacerdotes católicos que en ese estado norteamericano abusaron de miles de niños desde los años 40 hasta hoy.
    "Es doloroso para quien lo lea (al informe, ndr), en especial para los sobrevivientes de los abusos sexuales y para sus familias", se lee en la declaración de la diócesis de Filadelfia, citada por el Vatican News en un artículo del padre jesuita Bernd Hagenkord. "Lamentamos profundamente su dolor y permanecemos en el camino de la sanación", dijeron.
    El obispo de Pittsburgh escribió en su declaración que bajo ningún punto de vista se quiere "disminuir el dolor que ha surgido" tras las denuncias.
    Las ocho diócesis de Pennsylvania respondieron a la relación preparada por un gran jurado, oficialmente encargado -según el derecho procesal estadounidense en un procedimiento no público y con la ayuda de la policía- de investigar los posibles comportamientos criminales en la Iglesia.
    La investigación fue abierta por el fiscal general del estado. Fueron indagadas seis de las ocho diócesis de Pennsylvania, mientras las otras dos ya habían sido objeto de investigaciones.
    El jurado necesitó dos años para completar el informe de 900 páginas. Se trata de abusos cometidos en el estado de Pennsylvania y perpetrados por exponentes de la Iglesia católica. El dossier involucra a los últimos 70 años y permitió desarrollar una investigación sistemática. Fueron halladas 1.000 víctimas. Pero se estima que el número sea mucho más elevado.
    El reporte es el más completo producido por una institución gubernamental en Estados Unidos sobre casos de abusos.
    Además de los nombres citados en el informe, emerge en especial la acusación de que la Iglesia montó una verdadera "escenografía" para cubrir estos casos.
    Es necesario combatir este crimen "para garantizar -afirmó la diócesis de Scranton- que ningún niño sea víctima de abusos y que ningún culpable sea protegido".
    Las diócesis publicaron en su sitio web los nombres de los 70 culpables, entre sacerdotes y laicos, incluidos las personas que no son mencionadas en el reporte del Gran Jurado.
    La diócesis de Erie cita a 34 personas y los lugares donde vivieron y fueron denunciados incluso 31 difuntos.
    Entre los 65 nombres hay una mujer y un obispo. Según el sitio de la diócesis, el religioso en particular no investigó las acusaciones sobre abusos en su área de competencia. El obispo de Erie, monseñor Lawrence Persico, le escribió en forma directa a las víctimas de los abusos.
    Todas las diócesis, como el reporte mismo, subrayan que en los últimos años o décadas fueron hechos grandes progresos en términos de transparencia. Este es el camino a seguir, según los religiosos.
    "Seguiremos enmendando los pecados de nuestro pasado y ofreceremos plegarias y apoyo a todas las víctimas de estas acciones", dijo el obispo de Harrisburg, monseñor Ronald W.
    Gainer. "Nos comprometemos a seguir e intensificar los cambios positivos para garantizar que tales atrocidades no se repitan nunca más... Quiero que los niños, los padres, los feligreses, los estudiantes, el personal, el clero y el público sepan que nuestras Iglesias y escuelas son seguras; no hay nada que tomemos más en serio que la protección de aquellos que entran a través de nuestras puertas", indicó.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en