Un pedido de perdón en nombre de Francisco

Scicluna y Bertomeu nuevamente en Chile, en medio incertidumbre

El papa Francisco durante su visita a Chile, en enero pasado
El papa Francisco durante su visita a Chile, en enero pasado (foto: ANSA)
17:01, 12 junSANTIAGO DE CHILERedacción ANSA

   (ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 12 JUN - En medio de una creciente incertidumbre, llegaron hoy a Chile los emisarios de Papa, el arzobispo maltés Charles Scicluna, y el sacerdote catalán, Jordi Bertomeu, con la delicada misión de encontrar una solución a la crisis de la Iglesia chilena tras los abusos.

   Ambos religiosos estuvieron en Santiago en febrero pasado y recogieron los más crudos testimonios de las víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero.
    En 10 días palparon la profundidad de la crisis eclesial que dejaron escrita en un voluminoso informe de más de 2.300 páginas que entregaron a Jorge Bergoglio y que sirvió de base para citar a todo el episcopado a Roma, y solicitar sus renuncias. Las tres primeras se concretaron este lunes, cuando la Nunciatura comunicó que el Vaticano había aceptado la salida de Juan Barros, el polémico obispo de 61 años que desnudó la descomposición al interior de la Conferencia Episcopal. Pero junto a su dimisión, sumó la de otros dos prelados que, con anterioridad presentaron sus renuncias por motivo de haber pasado los 75 años.
    Se espera que Scicluna aclare hacia dónde van los cambios, en medio de nuevas especulaciones que hablan de la salida de 16 obispos, prácticamente la mitad del actual episcopado. Scicluna y Jordi Bertomeu permanecerán en Chile ocho días, los dos primeros en Santiago para luego trasladarse a Osorno, la diócesis sureña dividida hace tres años cuando se nombró a Barros y se levantó una parte importante de la comunidad católica para oponerse a su designación. La catedral se vació de fieles y sólo algunas personas de edad concurrían a las pocas misas que pudo oficiar Barros. Los laicos se parapetaban a la entrada con vistosos carteles: "Porque amamos nuestra Iglesia, decimos NO a Barros". El cuestionado obispo había sido formado por el condenado párroco de El Bosque, Fernando Karadima, y en 2010, el año del terremoto íntimo dentro de la Iglesia con el destape de las primeras denuncias, Barros hizo una férrea y encarnada defensa de su mentor. Y, por el contrario, restó credibilidad a los crudos testimonios de James Hamilton, Juan Carlos Cruz y Andrés Murillo. Este último lo acusó de haber presenciado los abusos y de no querer escuchar.
    A su arribo, Jordi Bertoemu declaró que "hemos venido a pedir perdón en su nombre (del Papa)".
    Al ser consultado de si el Papa aceptará más renuncias de obispos, dijo que "eso tenemos que dejarlo en sus manos (de Francisco), pero tenemos que estar muy expectantes de que las cosas irán muy bien".
    Por su parte, el recién nombrado administrador apostólico en Osorno, el obispo franciscano, Jorge Concha, manifestó que la llegada de los enviados papales tiene "esperanzada" a la comunidad católica, para que esto "lleve a la reconciliación".
    Consideró que la llegada de Scicluna y Jordim es "un paso importante en este proceso largo, que ha comenzado el Papa mismo. Es un momento importante y un paso importante que tampoco va a terminar con eso".
    Exteriorizó su esperanza de que "esto lleve a la reconciliación, a poner las cosas en su lugar en el ámbito eclesial. Estoy pensando sobre todo en Osorno, pero esto trasciende Osorno, tiene que ver con todo el país".
    "La misión de monseñor Scicluna va a ser muy importante para la comunidad eclesial, es enviado del Papa, en representación del Papa va a decirnos cosas importantes, va a dar caminos concretos de cómo superar las dificultades. Es muy importante, la comunidad de Osorno está muy esperanzada", proyectó Concha.
    Los enviados papales viajarán el jueves a Osorno, pero se espera que tengan un encuentro con el padre Concha, posiblemente mañana, para coordinar la agenda, "Sin duda ellos van a encontrarse con todas las personas, toda la comunidad católica de Osorno y seguramente desde ahí ellos, además de enviar un mensaje del Papa, darán algunas pistas de los pasos a seguir con ellos", remató el sucesor de Barros. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en