Familias vuelven a fuente de experiencia cristiana

Ultimo Angelus del año

El último Angelus del año
El último Angelus del año (foto: ANSA)
10:03, 31 dicCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 31 DIC - El papa Francisco dijo hoy en el último Angelus de 2017 que no hay ninguna familia a la que esté cerrado para siempre un "camino nuevo de renacimiento".
    Francisco subrayó que "Jesús vino para hacer caer las falsas imágenes que nos hacemos de Dios y también de nosotros mismos, para 'contradecir' las seguridades mundanas sobre las cuales pretendemos apoyarnos, para hacernos 'resurgir' a un camino humano y cristiano verdadero, fundado en los valores del Evangelio".
    Entonces, evidenció, "no hay situación familiar que esté cerrada a este camino nuevo de renacimiento y resurrección. Cada vez que las familias, también aquellas heridas y signadas por la fragilidad, fracasos y dificultades, vuelven a la fuente de la experiencia cristiana, se abren caminos nuevos y posibilidades impensadas". "La misión a la cual está orientada la familia" es "crear las condiciones favorables para el crecimiento armónico y pleno de los hijos, para que puedan vivir una vida buena, digna de Dios y constructiva para el mundo", dijo Francisco en el Angelus comentando el Evangelio de hoy dedicado a la Sagrada Familia.
    "Es este el augurio que dirijo a todas las familias hoy", agregó el pontífice, indicando "qué gran alegría de la familia" es "el crecimiento de los hijos".
    "Todos los padres son custodios de la vida del hijo y no propietarios, y deben ayudarlos a crecer y madurar", agregó Francisco, que envió un saludo espacial a las familias presentes y a las que participan desde su casa.
    Finalmente, expresó cercanía con los coptos ortodoxos de Egipto, víctimas de dos atentados en los últimos días.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en