Ningún fin justifica la destrucción de embriones

El papa con pacientes del mal de Huntington
El papa con pacientes del mal de Huntington (foto: ANSA)
09:37, 18 mayCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 18 MAY - El papa Francisco afirmó hoy, dirigido a los genetistas en busca de una cura para la enfermedad de Huntington, que "ningún fin, incluso noble en sí mismo, como la previsión de una utilidad para la ciencia, para otros seres humanos y la sociedad, puede justificar la destrucción de embriones humanos".
    El Papa recordó la "gran expectativa" hacia ellos, de quienes "depende la esperanza de poder hallar el camino para la curación definitiva de la enfermedad, pero también para la mejora de las condiciones de vida de estos hermanos y el acompañamiento, sobre todo en las delicadas fases del diagnóstico, frente a la aparición de los primeros síntomas".
    Francisco bendijo el trabajo de estos científicos y los alentó a seguirlo, "siempre con medios no contribuyan a alimentar la 'cultura del descarte' que se insinúa a veces en el mundo de la investigación científica".
    "Algunas ramas de investigación, en efecto, utilizan embriones humanos causando inevitablemente su destrucción", subrayó. El Papa reclamó que la enfermedad no se oculte y recordó que "para Jesús la enfermedad nunca fue un obstáculo para encontrar al hombre, al contrario". "La enfermedad no puede y no debe hacernos olvidar que a los ojos de dios nuestro valor sigue inestimable".
    Tras la audiencia Francisco saludó y tocó a los enfermos y familiares, insistiendo en el hecho de que hay que abatir los muros del estigma y la marginación. También alentó a las familias a no sentirse solas, "a no ceder a la tentación del sentido de vergüenza y culpa". "Los desafíos diagnósticos, terapéuticos y asistenciales que plantea la enfermedad -dijo el Papa, dirigido a los médicos- son muchos", y les pidió ser "punto de referencia para los pacientes y sus familiares, que en diversas circunstancias deben afrontar las duras pruebas que implica la enfermedad, en un contexto sociosanitario que a menudo no está a la altura de la dignidad de la persona humana".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en