"Lavandería del papa Francisco" para pobres

Iniciativa impulsada por la "Comunidad de Sant'Egidio"

"Lavandería del Papa Francisco": desde hoy abierta en el Vaticano (foto: ANSA)
20:07, 10 abrCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 10 ABR - La "Lavandería del Papa Francisco", con 6 lavarropas, 6 secarropas y 6 tendederos entró hoy en funciones en el interior del "Centro Gente de Paz" de la Comunidad de Sant'Egidio cerca del viejo hospital de San Gallicano en Roma.
    Esta asociación de voluntarios, que desde hace diez años asiste a los pobres de la zona, estará a cargo de la gestión del lavadero y en los próximos meses se agregarán duchas, barbería, guardarropas, médicos ambulatorios y distribución de artículos de primera necesidad.
    Se convertirá así en un punto de encuentro y alivio para los más carecientes, los sin techo en la ciudad del Papa.
    La iniciativa fue anunciada por el capellán pontificio padre Konrad Krajewski, el "brazo armado" del pontífice para los desheredados de su diócesis.
    Cuenta además con el apoyo de las multinacionales Procter & Gamble y Whirlpool Corporation, las que ya ayudaron con lavanderías en la zona de Norcia, tras el terremoto a mediados del año pasado y también con las barberías del Vaticano bajo las columnas de San Pedro.
    Los lavarropas y secadoras todavía relucientes se ven muy bien con un fondo de azulejos naranja detrás y fueron puestas a disposición de las personas de menos recursos, en particular los que no tiene vivienda fija, para mantener sus ropas y cobertores limpios.
    La iniciativa, explicaron en el Vaticano, nació de la invitación del Papa a "concretar" la experiencia del Jubileo de la Misericordia. "Cuánto desearía que Roma pudiera brillar por su piedad por los que sufren, por acoger a los que huyen de la guerra y la muerte, por su disponibilidad de sonrisa y magnanimidad para los que perdieron la esperanza", había dicho Jorge Bergoglio en el centro de Caritas de la capital italiana el 28 de abril de 2015.
    "Cuánto desearía que la Iglesia de Roma se manifestara cada vez más atenta y con premura hacia los débiles", agregó entonces.
    Francisco invitó desde su asunción a realizar gestos concretos, aunque sean pequeños, por las necesidades de quienes sufren, de este espíritu nacieron la barbería de San Pedro, los espectáculos circenses para indigentes, las visitas a la Capilla Sixtina reservadas para desamparados y las diversas colectas para situaciones puntuales como los cobertores para el invierno de los indigentes o la ayuda a los inmigrantes desembarcados en Lampedusa, en Sicilia. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en