Otra música para las misas

Himnos de movimientos "no introducen en el misterio"

El impactante órgano de la catedral de León en España.
El impactante órgano de la catedral de León en España. (foto: Ansa)
17:14, 02 febROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 2 FEB - El Vaticano les dice "basta" a los habituales cantos de iglesia durante las liturgias, con el objetivo de renovar los esquemas que, no sin "pereza", ven cómo las partes musicales en las celebraciones repitan prácticamente siempre los mismos temas, conocidos pero ya gastados.
    Además rechaza los cantos de los movimientos católicos como los Focolares, Comunión y Liberación, Carismáticos, Neocatecúmenos y Taizé: aunque registra que sus repertorios van "creciendo", el Pontificio Consejo de la Cultura advierte sobre el hecho de que "el nivel de calidad es casi siempre modesto y no respeta la diversidad de culturas, dando lugar a una falsa homologación".
    El rechazo llegó esta mañana de parte de monseñor Carlos Alberto Azevedo, delegado del dicasterio vaticano de Cultura que junto con su presidente, el cardenal Gianfranco Ravasi, presentó el encuentro "Música e iglesia: culto y cultura a 50 años de la Musicam Sacram".
    El encuentro se realizará del 2 al 4 de marzo en el Congreso de Congresos del Augustinianum, con el fin de relanzar la relación entre Iglesia y música.
    "Es una cuestión que hoy se debe poner en juego -explicó monseñor Azevedo sobre los cantos en los movimientos- porque la música en estas realidades comporta sustancialmente dos problemas".
    "El primero es que algunos movimientos nacen en cierta área del mundo y luego, al difundirse, obligan a interpretar músicas de otro país a las comunidades de fieles donde llegan; el otro concierne a la calidad de esta música".
    "Los críticos -agregó- dicen que habitualmente va un poco al gusto, involucra emocionalmente pero no lleva hacia aquella estética que introduce en el misterio. Pero no debemos tener miedo de criticar la calidad de la música, el encuentro no es un tribunal, vamos para discutir y la discusión debe ser lo más universal posible", aseguró.
    El encuentro -explicaron Ravasi y Azevedo, "se propone estimular una reflexión profunda -a nivel musical, litúrgico, teológico y fenomenológico- que, más allá de las polémicas estériles, pueda ser una propuesta positiva para un culto cristiano, expresión de alabanza a Dios, grata al oído en la diversidad de modelos culturales".
    Se trata por lo tanto de "reflexionar sobre el interés actual por el fenómeno musical, siempre presente en la historia de la Iglesia, evaluar el peso del cambio paradigmático en la concepción de la música de iglesia, 50 años después de la Instrucción Musicam Sacram (1967)", "conocer los lenguajes más idóneos para celebrar en traducción sonora la alabanza pública oficial y solemne de la Iglesia".
    Además "revisitar el lugar y el papel del músico de iglesia, abriéndose a tradiciones musicales también no del rito romano, recuperar el patrimonio musical en diálogo ecuménico y con la cultura contemporánea, recordar la urgente necesidad de una sólida formación de los diversos ministerios de la música".
    La discusión en el Augustinianum no dejará de examinar también géneros como el pop y el rock: "Es un fenómeno universal que debe involucrar también a la Iglesia", dijo Ravasi, que aprecia a músicos como Bob Dylan, David Bowie, Leonard Cohen y Prince, según él mismo recordó hoy.
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en