Esperanza cristiana, un yelmo en momentos difíciles

El papa Francisco en la audiencia general.
El papa Francisco en la audiencia general. (foto: ANSA)
09:09, 01 febCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 1 FEB - El papa Francisco explicó hoy la esperanza cristiana, que "es como un yelmo", sobre todo "en las pruebas y momentos difíciles", durante la audiencia general de los miércoles, ante unas 6.000 personas reunidas en el aula Paulo VI.
    "¿Qué significa nuestra muerte? Todos tenemos un poco de miedo, la muerte, esta incertidumbre", frente a la cual "surgen todas nuestras dudas, nuestras fragilidades: "¿Pero realmente habrá vida después de la muerte? ¿Podré volver a abrazar a las personas que amé?".
    Francisco contó que esa pregunta se la hizo pocos días atrás una señora en una audiencia: "¿Pero me encontraré con los míos?". Una duda, también nosotros, en el contexto actual -subrayó- necesitamos volver a la raíz y al fundamento de nuestra fe, para tomar conciencia de lo que Dios operó por nosotros en Cristo Jesús.
    "Me viene a la memoria -agregó- un viejito, un anciano que decía: 'Yo no tengo miedo de la muerte, tengo miedo de verla venir'".
    El Papa habló de la esperanza frente a la muerte a partir de la carta de San Pablo a los Tesalonicenses, una comunidad joven -explicó- que se reúne pocos años después de la resurrección y no tiene dificultades en creer en la resurrección de cristo.
    "La dificultad de la comunidad -explicó- no era tanto reconocer la resurrección de Jesús, todos creían: 'Sí, Jesús resucitó, ¿pero los muertos?'".
    Por ello la carta se revela "más actual que nunca: cada vez que nos encontramos frente a nuestra muerte, o la de una persona querida, sentimos que nuestra fe se pone a prueba. Surgen todas nuestras dudas, toda nuestra fragilidad, y nos preguntamos: "¿Pero realmente habrá vida después de la muerte? ¿Podré todavía ver y volver a abrazar a las personas que amé?".
    La esperanza que no tiene miedo de la muerte no es la de la "acepción común, no es un deseo que puede realizarse o no". La esperanza cristiana "no es así, es la espera de algo que ya fue realizado, es la puerta allí, está la puerta y espero llegar a la puerta, y ¿qué debo hacer? Caminar, así es la esperanza cristiana, la certeza de que estoy en camino hacia algo que es, no que quiero que sea".
    También nuestra resurrección y la de los queridos difuntos "no es algo que podrá ser o no, sino una realidad cierta, por cuanto arraigada en el evento de la resurrección de Cristo.
    Esperar entonces significa aprender a vivir en la espera".
    (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en