Opúsculo de misericordia entregado por los sin casa

Estrella guía que no sea luz que encandila como dinero, advirtió

15:55, 06 eneCIUDAD DEL VATICANORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 6 ENE - El Papa regaló hoy a los fieles, en el día de la Epifanía, un opúsculo sobre la misericordia, que fue distribuido por unos 300 pobres, sin casa, refugiados y voluntarios, entre otros.
    "Faltan los camellos -dijo bromeando Francisco en plaza San Pedro-, pero les daré un don". E hizo entregar en la plaza 50 mil copias de un opúsculo, "Iconos de Misericordia", con momentos de reflexión y oración sobre la misericordia a través de episodios evangélicos, en continuidad con el Jubileo extraordinario que apenas ha concluido.
    Los libretos fueron repartidos por unos 300 pobres, sin techo, refugiados, junto a voluntarios y religiosos, "que saludo y agradezco de corazón", afirmó el Pontífice.
    "Les deseo un año de justicia, de perdón, de serenidad, pero sobre todo un año de misericordia. Les ayudará a leer este libro: es de bolsillo, pueden llevarlo con ustedes", agregó a los 35 mil fieles presentes hoy desafiando el frío glacial en plaza San Pedro.
    Y comentando la tradición de la estrella que guió a los Magos a Belén, explicó que "también en nuestra vida hay varias estrellas, luces que brillan y orientan. Está en nosotros elegir cuáles seguir".
    Por ejemplo "hay luces intermitentes -afirmó- que van y vienen, como las pequeñas satisfacciones de la vida: si bien son buenas no bastan porque duran poco y no dejan la paz que buscamos".
    "Luego están las luces que encandilan del dinero y del éxito -prosiguió- que prometen todo y de inmediato, son seductoras pero con su fuerza enceguecen y hacen pasar de los sueños de gloria a la oscuridad más densa", afirmó.
    Los Magos, en cambio, dijo Jorge Bergoglio, "invitan a seguir una luz estable, una luz gentil, que no oscurece, porque no es de este mundo: viene del cielo y resplandece en el corazón. Esta luz verdadera es la luz del Señor o mejor, es el Señor mismo", subrayó. Y para encontrar esta luz divina es necesario seguir "el ejemplo de los Magos: estar siempre en movimiento, salir de sí mismo, evitar las charlatanerías superficiales y mundanas, los caprichos paralizantes del egoísmo, así como los agujeros del pesimismo".
    Un mensaje éste del "camino y de la búsqueda" que prosigue el de la misa de esta mañana en la basílica vaticana. Los Magos, que vinieron a "adorar al rey recién nacido, expresan el retrato del hombre creyente, del hombre que tiene nostalgia de Dios; de quien siente la falta de la propia casa, la patria celeste".
    "Reflejan la imagen de todos los hombres que en su vida no dejaron anestesiar el corazón", explicó en la homilía.
    Según el Pontífice, "la santa nostalgia de Dios surge en el corazón creyente porque sabe eu el Evangelio no es un evento del pasado sino del presente. La santa nostalgia de Dios nos permite tener los ojos abiertos frente a todos los intentos de reducir y de empobrecer la vida. La santa nostalgia de Dios es la memoria creyente que se rebela frente a tantos profetas de desventura.
    Esta nostalgia -agregó Francisco- es la que mantiene viva la esperanza de la comunidad creyente que, de semana en semana, implora diciendo: 'Ven Señor Jesús'".
    Y como ya ocurrió en otras ocasiones, Francisco -en su uso innovador del italiano- creó también un neologismo. "El creyente 'nostalgioso' -dijo- empujado por su fe va a la búsqueda de Dios, como los Magos, en los lugares más recónditos de la historia, porque sabe que allí lo espera su Señor. Va en periferia, a la frontera, a los lugares no evangelizados, para poderse encontrar con su Señor".
    Pero los magos tuvieron que "descubrir que lo que buscaban no estaba en el Palacio sino se encontraba en otro lugar, no sólo geográfico sino existencial". "Allí no veían la estrella que los conducía a descubrir un Dios que quiere ser amado, y ésto es posible bajo el signo de la libertad y no de la tiranía", completó el Pontífice. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en