Oscuro personaje, "cara de piña"

Fue durante años una figura clave entre Centroamérica y EEUU

14:55, 30 mayCIUDAD DE PANAMARedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DE PANAMA, 30 MAY - El ex hombre fuerte de Panamá Manuel Antonio Noriega, fallecido anoche a los 83 años de edad, fue por dos décadas, durante la Guerra Fría, una figura clave en las relaciones entre América Central y Estados Unidos.
    Presidente dictador de Panamá entre 1983 y 1989, cuando fue depuesto por Estados Unidos, Noriega fue acusado de lavado de dinero y narcotráfico. Condenado a 40 años de cárcel, cumplió parte de la pena en Estados Unidos y Francia. Desde 2011 se hallaba preso en su país natal.
    Apodado "Cara de piña", por su rostro lleno de cicatrices dejadas por la viruela, debió penar en París por las acusaciones de lavado en los años 80 de cerca de 2,3 millones de euros, fondos provenientes del Cartel de Medellín, según la Justicia. Fue extraditado en diciembre de 2011 desde Francia a Panamá, donde fue acusado de diversos delitos, entre ellos la desaparición y asesinato de Hugo Spadafora, opositor al régimen y cuyo cadáver fue hallado, con la cabeza seccionada, en septiembre de 1985 bajo un puente en la frontera con Costa Rica.
    Las acusaciones dentro de su país se vincularon a violaciones de los derechos humanos, con procesos por la muerte de tres opositores: la condena fue de 20 años de reclusión por cada uno de los homicidios, 60 años en total. Hombre de las fuerzas armadas panameñas desde 1962, Noriega ingresó al círculo de agraciados por el entonces jefe militar Omar Torrijos y a su muerte, en 1981, se convirtió en comandante de las fuerzas de Defensa, para dos años después transformarse en presidente de facto.
    Experto en Inteligencia militar, terrorismo y lucha contra el narcotráfico cooperó con la CIA en el período en el cual, en 1976, la agencia estaba dirigida por George W. Bush. El apoyo que recibió de los servicios secretos estadounidenses se inscribió en el marco de los esfuerzos de Washington para evitar que Panamá cayera en la esfera de influencia soviética.
    En esos años recibió elogios por su rol en la lucha contra el tráfico internacional de cocaína. Por otra parte apoyó operaciones auspiciadas por Estados Unidos para desmantelar guerrillas de inspiración marxista en Nicaragua y El Salvador.
    Pero al transformarse en hombre fuerte de Panamá, con cada vez más influencia política, viró su posición hacia una postura abiertamente antiestadounidense.
    "Cara de piña" sostuvo siempre que fue destituido porque Washington quería "negociar el Tratado del Canal de Panamá con otro régimen". Una tesis jamás negada desde Estados Unidos. Cuando en 1987 algunos oficiales panameños lo acusaron de estar involucrado en el tráfico de drogas, en Miami fue abierta una investigación en su contra. Estados Unidos le retiró entonces de manera definitiva su apoyo, olvidando con rapidez que durante muchos años lo había distinguido como "un amigo sincero".
    Desde aquel momento comenzó la pulseada con Washington, que concluyó con el derrocamiento de Noriega a través de la operación militar especial "Just Cause", la invasión de marines estadounidenses a Panamá el 20 de diciembre de 1989. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en