15 experiencias imperdibles en Panamá

Playas, selva, ciudad cosmopolita y folclore

12:11, 27 sepCIUDAD DE PANAMARedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DE PANAMA, 27 SET - Panamá es un puente entre el norte y el sur de las Américas que se impone como destino turístico para viajar desde playas de ensueño a una capital cosmopolita y las selvas tropicales. Las siguientes 15 experiencias son las imperdibles para recorrer un país pequeño y grande a la vez.
    1. LAS PLAYAS DE BOCAS DEL TORO. En el extremo noroeste, es una comarca formada por varias islas, islotes y bancos de arena, con una parte dentro de un parque natural donde se pueden avistar perezosos, tortugas marinas y aves tropicales. La playa más famosa es la de Red Frog, así llamada porque en las selvas de los alrededores viven colonias de pequeñas ranas coloradas muy llamativas, pero al mismo tiempo muy tóxicas. 2. LAS ESCLUSAS DE MIRAFLORES. Hay tres esclusas: en Miraflores y Pedro Miguel, los barcos suben desde el Pacífico hasta el nivel del lago interior (a más de 25 metros por encima del nivel del mar) y en Gatún bajan para volver al nivel del Atlántico. El complejo que se visita habitualmente es el de Miraflores, con una plataforma para observar los barcos.
    3. LA BIODIVERSIDAD. Desde 2014 una gran estructura con techo fragmentado multicolor se hace notar en la entrada del Canal. Es el edificio diseñado por Frank Gehry para alojar el Museo de la Biodiversidad, en cuyas salas se explica el origen de la formación del istmo y cómo se ha convertido en un puente para la fauna y la flora de las Américas. 4. CAMINATA EN LA SELVA NUBOSA. PILA es la sigla del Parque Internacional La Amistad, compartido entre Panamá y Costa Rica.
    Parte del Patrimonio Mundial, se propone conservar un denso bosque húmedo tropical en una zona de montañas. Es una de las zonas menos exploradas del mundo, donde se siguen descubriendo nuevas especies vegetales y animales. 5. EL CAFE MAS CARO DEL MUNDO. Al pie del volcán Baru y a más de 600 metros de altura, Finca Lerida es una plantación de café creada a principios del siglo XX, que produce uno de los aromas más exclusivos: el geisha, variedad que se considera como el "champagne del café". 6. EL MISTERIO DE LAS PIEDRAS TALLADAS. La Civilización de Barriles es un enigma: al pie del volcán Baru se encontraron estatuas de piedras talladas, cerámicas y rocas grabadas en los campos que se aprestaban para plantar café. En la finca de la familia Landau, un museo permite ver piezas encontradas allí.
    7. LAS MASCARAS TRADICIONALES DE DIABLICOS. Los pueblos de la Península de Azuero son famosos por sus festejos tradicionales y especialmente por las celebraciones del Corpus Christi, durante el cual los vecinos desfilan en trajes de "diablicos sucios". Este nombre viene de las telas que se utilizaban antiguamente, principalmente trapos viejos y sucios. En cuanto a las máscaras, se han convertido en una de las expresiones más genuinas de la artesanía popular panameña. 8. UN DIA CON LOS EMBERA QUERA. Los emberas son uno de los siete pueblos indígenas que viven en Panamá, en tanto el grupo de los Quera se ha instalado a orillas de un recodo del río Gatún y se ha organizado para vivir del turismo. La aldea se visita todos los días y la salida empieza con una travesía en piragua por el río. Durante un día se convive con las familias del grupo y transcurre entre demostraciones de bailes y cantos, sesiones de tatuajes vegetales, paseo en el bosque para avistar perezosos y un almuerzo tradicional. 9. EL DORADO DE PANAMA. Su descubrimiento fue el hallazgo arqueológico reciente más notable realizado en América.
    En El Caño, en el centro del país, fueron descubiertas en 2010 varias tumbas con muchos objetos de oro y piedras preciosas: las piezas han sido trasladadas a museos pero el sitio merece ser visitado para ver las tumbas y otras valiosas piezas.
    10. EL FOLKLORE PANAMEÑO. El restaurante Las Tinajas, en el centro de la ciudad de Panamá, organiza cada noche de martes a sábados cenas-show con música y danzas folclóricas. También se explica como está hecha la tradicional falda de telas bordadas de las mujeres panameñas, considerada como uno de los más complejos y costosos trajes del mundo. 11. SUBIR AL CERRO ANCON. Es una pequeña montaña entre el canal y el centro de la ciudad. Mide 200 metros y desde la cumbre los panoramas dan por un lado sobre el viejo centro y la selva de torres y rascacielos al borde del Pacífico, y por otro sobre el Canal. 12. EL PUEBLO HISTORICO DE PARITA. De 3.500 habitantes, se encuentra en la Península de Azuero. Fue poblado en parte con los habitantes del primer puerto de Panamá luego de los ataques del pirata Henry Morgan.
    Su iglesia es una de las más antiguas del país y fue construida en estilo barroco en el siglo XVII. En torno a su plaza, las casas no cambiaron desde la época colonial. 13. NAVEGAR POR EL CANAL Y AVISTAR FAUNA. Desde el muelle del hotel Gamboa Rainforest Resort, a orillas del río Chagres, salen excursiones lacustres de medio día para navegar por el canal entre los grandes buques de carga. El objetivo de la navegación es un grupo de islitas donde se avistan colonias de las tres especies de monos que viven en el Parque Nacional Soberanía. Los más amigables (y los más chicos) son los titis, pero hay monitos aulladores. 14. SHOPPING. Panamá es un destino renombrado por sus centros de compra y está totalmente dolarizado, aunque siguen circulando monedas de la divisa local, el balboa. El mayor shopping es el Albrook, al lado del aeropuerto del mismo nombre.
    15. FINAL EN SAN BLAS. Panamá es un gran destino de playas: luego de Boca del Toro, el archipiélago de San Blas es el otro sitio estrella del país. San Blas totaliza más de 350 islas, en las aguas del Caribe: muy pocas están ocupadas y es posible navegar de una a otra para visitar comunidades indígenas kuna. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en