América Latina se contraerá 0,8% en 2016

Escenario económico empeora, según estudio de CEPAL

06:05, 28 julSANTIAGO DE CHILERedacción ANSA
(ANSA) - SANTIAGO DE CHILE, 26 JUL - Las economías latinoamericanas se contraerán un 0,8% durante este año, una caída mayor a la observada en 2015 (-0,5%) y también más profunda de lo pronosticado en abril por la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL). En el Informe Anual presentado hoy en la sede del organismo en Santiago, la secretaria ejecutiva Alicia Bárcena, reconoció que el escenario mundial se ve impactado por el Brexit "por las interrogantes que plantea a largo plazo la volatilidad financiera y el impacto en los precios de las materias primas".
    A la salida del reino Unido de la UE, se suma la incertidumbre frente a la decisión que adoptará la Reserva Federal en Estados Unidos sobre alza de tasas.
    En América del Sur se espera una contracción de -2,1% en 2016, afectada principalmente por un deterioro en sus términos de intercambio, una menor demanda externa y una importante desaceleración de la demanda interna, que refleja una significativa caída en la inversión doméstica. Centroamérica crecerá 3,8% por la mejora en sus términos de intercambio, producto de un menor precio de los hidrocarburos, la recuperación de su demanda externa e interna y un aumento de los ingresos por remesas. El Caribe, en tanto, sufrirá una contracción de 0,3% en su producto interno bruto (PIB).
    El documenta detalla que seis países empujan a la baja el desempeño económico de la región: Venezuela (-8,0%), Suriname (-4,0%), Brasil (-3,5%), Trinidad y Tabago (-2,5%), Ecuador (-2,5%) y Argentina (-1,5%).
    El crecimiento regional estará encabezado por República Dominicana (6,0%), Panamá (5,9%), Nicaragua y Bolivia (4,5%), y Costa Rica (4,3%), evidenciando la heterogeneidad que caracteriza a este región.
    La ralentización por segundo año consecutivo tendrá un impacto en la tasa de desempleo urbano, que en 2015 anotó 7,4% y se espera aumente hasta el 8,1% en 2016. La inflación, en tanto, mantendría un comportamiento similar al del año pasado, observándose mayores presiones en las economías del sur.
    En el Estudio Económico 2016, la CEPAL urge a retomar la senda del crecimiento y movilizar los flujos financieros para el financiamiento del desarrollo. Para cumplir con ese objetivo, puntualizó, "se requiere cambiar las estructuras tributarias de los países para mejorar la recaudación y la progresividad, fortalecer el impuesto sobre la renta, tanto de personas como de empresas, y combatir la evasión y elusión fiscal, que alcanzó 6,7 puntos del PIB regional en 2015, con un monto total estimado de 340.000 millones de dólares".
    Exhortó a promover coaliciones renovadas público-privadas y políticas que creen incentivos adecuados para canalizar el financiamiento hacia los objetivos de desarrollo. Además, potenciar la inclusión financiera como una política de inserción productiva mediante la creación de mercados y nuevos instrumentos innovadores.
    "La capacidad de los países para acelerar el crecimiento económico depende de los espacios para adoptar políticas que apoyen la inversión. Estas políticas deben acompañarse con esfuerzos para cambiar la conversación entre el sector público y las empresas privadas. Aumentar la productividad es también un desafío clave para avanzar en una senda de crecimiento dinámico y estable", resumió la secretaria ejecutiva de la CEPAL.
    Consultada la CEPAL por la caída de 3,5% que tendría Brasil, el secretario adjunto Antonio Prado comentó que "la contracción está dada fundamentalmente por la fuerte baja en la formación bruta de capital (-15%) en el primer cuatrimestre de este año, que se vio incidida por la grave crisis política". Añadió que la situación del gigante sudamericano "afecta significativamente el promedio regional de -0,8% para este año".
    En cuanto a Venezuela, que encabeza la contracción económica para este año, Alicia Bárcena explicó que "la merma principal se relaciona con la canasta petrolera pero también a la ausencia de divisas por la caída de las exportaciones".
    Otro factor, acotó, fue la sequía que provocó los racionamientos eléctricos, "lo que fue muy determinante para el comercio, la reducción de jornadas laborales, y la economía en general". (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en