Armenia-Azerbaiyán, tregua humanitaria

Anuncio conjunto tras ataques y muertes de civiles

Una tregua humanitaria en el conglicto de Nagorno-Karabaj en el Cáucaso
Una tregua humanitaria en el conglicto de Nagorno-Karabaj en el Cáucaso (foto: ANSA)
17:44, 17 octEREVANRedacción ANSA

(ANSA) - EREVAN, 17 OTT - (ACTUALIZADA) Armenia y Azerbaiyán anunciaron hoy que acordaron una "tregua humanitaria" a partir de la medianoche entre el sábado y el domingo, hora local, tras ataques bélicos y acusaciones recíprocas.
    El anuncio fue realizado por las cancillerías de los dos países en una declaración conjunta.
    El mensaje sorpresivo llegó justo cuando la tregua en Nagorno-Karabaj parecía una ilusión, frente a los golpes cruzados entre Armenia y Azerbaiyán.
    Además de las acusaciones, misiles y proyectiles de artillería. Los civiles comenzaban a pagar por esas acciones vehementes y ya no solo los militares.
    En la noche entre el viernes y el sábado, según el informe de Bakú, un cohete armenio alcanzó una zona residencial en Ganja, la segunda ciudad más grande de Azerbaiyán, matando al menos a 13 civiles e hiriendo a más de 50.
    Un ataque que el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, calificó de "crimen de guerra".
    "Azerbaiyán - tronó en otro discurso a la nación - vengará a las víctimas de Ganja en el campo de batalla. Esta historia muestra una vez más la naturaleza fascista del liderazgo armenio: no es la primera vez que nuestras ciudades están bajo fuego enemigo ".
    Como de costumbre, Ereván negó el ataque y, a través de la boca del portavoz del ministerio de Defensa de Armenia, Shushan Stepanyan, y culpó a Azerbaiyán por el bombardeo nocturno de la capital de la autoproclamada república de Nagorno-Karabaj.
    Allí también habrían sido los civiles quienes lo pagaron.
    El rebote de responsabilidad -por el incumplimiento del alto el fuego negociado gracias a Rusia- prosigue.
    Armenia, dijo el portavoz del primer ministro armenio Mane Gevorgyan, envió a sus representantes militares a Moscú para una reunión con sus homólogos en el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán para discutir el mecanismo de control de alto el fuego.
    Sin embargo, Bakú se habría negado a hacer lo mismo.
    "Ereván asume que Turquía no permite que representantes militares azerbaiyanos vayan a Moscú", insinuó Gevorgyan.
    Mientras tanto continúan los enfrentamientos, en medio de acusaciones y desmentidos recíprocas. Bakú habría derribado un avión armenio (pero los armenios lo niegan). En cambio, Ereván destrozó cuatro drones azerbaiyanos, pero estos dicen que es mentira.
    En definitiva, es cada vez más difícil establecer lo que realmente está sucediendo sobre el terreno. Menos, a partir de lascifras que contrapone uno y otro bando.
    La Fiscalía General de Azerbaiyán informó que 60 civiles azerbaiyanos han muerto y 270 han resultado heridos desde la reanudación de las hostilidades el 27 de septiembre. Los registros de bajas militares, por otro lado, son secretos.
    Según Armenia, los muertos militares de sus vecinos serían más de 6 mil. Un número asombroso, especialmente si se compara con los 633 soldados caídos oficialmente en las filas del ejército de la República de Nagorno-Karabaj.
    Al caer la noche sobrevino una "tregia humanitaria" inesperada, pero necesaria. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en