Infierno en Beirut, decenas de muertos

Potentes explosiones en el puerto. Misterio acerca de las causas

Infierno en Beirut, decenas de muertos
Infierno en Beirut, decenas de muertos (foto: EPA)
21:34, 04 agoBEIRUTRedacción ANSA

   (ANSA) - BEIRUT, 04 AGO - Beirut vuelve a vivir las peores pesadillas desde la larga guerra civil y las crisis lacerantes que signaron los pasados 30 años desde el fin de aquél conflicto, después de que una potente explosión causó hoy al menos 27 muertos y 2 mil 500 heridos, según un primer balance provisorio reportado por las autoridades.
    La violenta explosión -según algunos testimonios se oyó hasta en Chipre, a una distancia de 200 kilómetros- llevó devastación y sembró el pánico en toda la capital y sus suburbios.
    La deflagración se registró en las últimas horas de la tarde en el puerto y sobre las causas reina aún incertidumbre.
    El número de las víctimas podría aumentar a juzgar por las imágenes difundidas por las redes sociales y las televisoras que muestran personas atrapadas bajo los escombros y edificios derrumbados.
    Un testigo que vive en las colinas situadas al este de la capital, algunos kilómetros del puerto, contó a ANSA que el desplazamiento del aire fue tan potente que hizo saltar las placas de la corriente en su casa.
    En barrios enteros del centro prácticamente ningún edificio quedó con los vidrios sanos.
    Fuentes puntualizaron que en la zona de Mar Mikhael en el edificio alto de Electricité du Liban, el ente eléctrico nacional, quedaron atrapados muchos empleados y que se trabaja para salvarlos.
    En la autopista costera que va hacia el norte y que pasa por el puerto, en un largo trecho se observan automóviles semidestruidos mientras que los lados están cubiertos por detritos. También en el aeropuerto internacional Rafic Hariri, distante a algunos kilómetros, los daños son evidentes.
    En el puerto de Beirut atracaron algunas unidades navales de la UNIFIL, la fuerza de interposición de la ONU, en el confín entre el Líbano e Israel.
    Por la noche fuentes locales dijeron a ANSA que equipos de cascos azules intentaban llegar al área mediante helicópteros pues por vía terrestre era prácticamente imposible.
    No se tienen por ahora noticias acerca de la situación de las tripulaciones, que deberían estar formadas por marineros de Bangladesh. Otras fuentes afirmaron que dos militares italianos quedaron levemente heridos y se hallan bajo observación por estar en estado de shock.
    Por la noche, fuentes informadas dijeron a ANSA que los equipos de "cascos azules" lograron llegar al área del aeropuerto en helicóptero y los miembros de la tripulación, que debían ser instruidos por Bangladesh, fueron evacuados a Sidón.
    Fuentes calificadas dijeron que dos soldados italianos de Unifil resultaron heridos de modo no grave.
    A su vez, el presidente libanés, Michel Aoun, convocó a una reunión de emergencia del Supremo Consejo de la Defensa en el palacio de Baabda, mientras que voces de todo tipo persiguen las causas de la deflagración, de una potencia tal que no tenía parangón siquiera durante la guerra civil que duró 15 años, de 1975 a 1990.
    El jefe de las fuerzas de seguridad nacional, general Abbas Ibrahim, dijo que la causa fue un incendio que se desarrolló en un depósito usado para custodiar material altamente inflamable secuestrado en el pasado.
    Un video que circuló en las redes sociales muestra al principio una columna de humo negro alzarse hacia el cielo.
    Luego, en aquello que parecen llamas de un incendio, algunas deflagraciones menores. Finalmente una potente explosión afectó incluso al balcón desde el cual fueron tomadas las imágenes, ubicada a varios centenares de metros del puerto.
    La explosión ocurrió en un momento de fortísimas tensiones en un país abrumado por una crisis económica desastrosa, con las tensiones en la frontera que se encendieron en los últimos días entre israelíes y las milicias filo-iraníes de Hezbolá, y la sentencia del proceso, esperada para el viernes, del asesinato en 2005, en un atentado en el paseo marítimo de Beirut, del expremier Rafic Hariri y otras 21 personas.
    Los imputados son cuatro miembros del propio Hezbollá, todos prófugos.
    Voces descontroladas grabadas por ciertas televisoras hablaron de un posible ataque israelí a un depósito de armas de Hezbolá. Empero, tanto el Partido de Dios como Israel lo desmintieron.
    Y vista la potencia de la explosión, aún en una línea teórica, no se puede excluir a priori que aún tratándose de un incidente, justo en ser destruido completamente fue un depósito de armas.
    En Israel se recuerda que dos años atrás, en una intervención de la ONU, el premier Benjamin Netanyahu denunció la presencia de tres depósitos de misiles de Hezbolá en Beirut, uno en el estadio, otro en el aeropuerto y otro justamente en el puerto.
    Gran preocupación expresaron las primeras reacciones internacionales acerca de los sucedido.
    La Casa Blanca hizo saber que está siguiendo la situación muy de cerca. "Italia está junto a los amigos libaneses en este momento trágico. Nuestro pensamiento está junto a las familias de las víctimas, a las que expresamos nuestras profundas condolencias, y a las personas heridas, a las que auguramos una pronta recuperación", manifestó el canciller italiano Luigi Di Maio.
    En tanto, la Farnesina (Cancillería) trabaja con la Unidad de Crisis y la embajada de Roma en el Líbano para asistir a los connacionales y monitorear la situación.
    Asimismo, el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, que días pasados visito Beirut, dijo que Francia "estará siempre al lado del Líbano" y está lista para proporcionar cualquier tipo de asistencia.
    Mañana, por lo tanto, en el Líbano fue proclamado un día de luto nacional. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en