Pakistán dice que India quiere atacar

Premier Khan, "tenemos datos de inteligencia y responderemos"

Soldados de india en Jammu, Capital de Cachemira
Soldados de india en Jammu, Capital de Cachemira (foto: ANSA)
18:25, 14 agoISLAMABADRedacción ANSA

   (ANSA) - ISLAMABAD, 14 AGO - Pakistán tiene "informaciones creíbles" de que la India gobernada por el nacionalista Narendra Modi se está preparando para un ataque a la parte paquistaní de Cachemira, pero las fuerzas de Islamabad están listas y darán una "respuesta adecuada".
    "Tenemos informaciones de inteligencia", dijo hoy el primer ministro, Imran Khan, frente al parlamento de la región paquistaní de Cachemira en ocasión del 72 aniversario de la independencia de Gran Bretaña.
    "India elaboró un plan para una acción (militar) en Azad Jammu y Cachemira (AJK, por sus siglas en inglés)", añadió, en alusión a la parte paquistaní de Cachemira. El objetivo de los presuntos planes de Nueva Delhi, según Khan, sería aquel de "desviar la atención internacional de la decisión del gobierno de Nueva Delhi del pasado 5 de agosto, cuando canceló la autonomía de la región de Cachemira bajo soberanía india.
    "No los abandonaremos. Los cachemires son nuestro pueblo, hemos estado a su lado, estamos con ellos hoy y seguiremos estando", dijo el presidente paquistaní Arif Alvi.
    Según el primer ministro paquistaní, la "ideología llena de odio" de la India de Modi, es decir de su partido BJP, se inspiraría en los nazis. "Los medios indios, agregó, siguen ciegamente al BJP, mientras que todos temen a estas fuerzas inspiradas por el nazismo".
    Para Khan fue "un error estratégico" de parte de Modi que "así jugó su última carta y pagará un alto precio".
    Imran Khan luego llamó a la ONU para que intervenga sobre la cuestión, afirmando que "no solo Cachemira y los paquistaníes, sino 1.200 millones de musulmanes (en el mundo, NDR) miran a la ONU".
    La tensión en Cachemira continúa siendo altísima desde que, el pasado 5 de agosto, el gobierno de Modi suspendió por decreto, con luz verde del parlamento federal, el artículo 370 de la Constitución de India, que concedía la autonomía a Jammy y Cachemira bajo su jurisdicción. Una autonomía nacida bajo la conducción de la ONU, precisamente en virtud de su condición de región con mayoría musulmana y disputada, fuente de cuatro guerras entre los dos países vecinos y rivales, de infinita tensiones y un terrorismo islámico endémico que ha matado miles de vidas humanas.
    Modi reivindicó el alcance "histórico" de su decisión que divide la actual Jammy y Cachemira en dos territorios -Cachemira de mayoría musulmana y el Lakadh de mayoría budista- y lo pone bajo la administración directa de Nueva Delhi.
    La decisión desencadenó la furia de los cachemires musulmanes e India impuso un toque de queda, que no alcanzó ni siquiera en ocasión de la fiesta islámica del Sacrificio (Eid al-Adha).
    Y no contribuye ciertamente a calmar los ánimos el arresto de un conocido político cachemir musulmán, Shah Faesal, el único en haber alcanzado, en 2009, los niveles más altos de la administración federal india, antes de renunciar para fundar el Movimiento Popular Jammu y Cachemira.
    Faesal se había expresado públicamente en contra de la suspensión de la autonomía y fue arrestado en el aeropuerto internacional de Delhi mientras intentaba abordar un vuelo a Turquía. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en