"Un país, dos sistemas"

La ex colonia británica bajo presión por parte de Pekín

Protestas en Hong Kong contra una ley que impulsa y pretende China
Protestas en Hong Kong contra una ley que impulsa y pretende China (foto: ANSA)
17:39, 12 junPEKINRedacción ANSA

(ANSA) - PEKIN, 12 JUN - Desde que el 1 de julio de 1997 el Reino Unido le devolvió Hong Kong a China, la relación entre ambos países están reguladas por el principio de "un país, dos sistemas".
    Eso, de hecho, fue definido en 1984 por Pekín y Londres para proteger el sistema capitalista en la antigua colonia hasta 2047 respecto con China continental, caracterizada por el modelo socialista.
    La Basic Law, documento constitucional de la isla que entró en vigencia el 1 de julio de 1997, confía a Hong Kong el estatus de región administrativa especial de la República Popular China, y enumera derechos y libertades de los habitantes de Hong Kong amén el grado de autonomía en los perfiles ejecutivo, legislativo y judicial. La Asamblea Legislativa, parlamento unicameral, tiene 70 miembros elegidos de diversas maneras y competencia sobre las leyes, el presupuesto, los impuestos y el gasto público. El jefe del Ejecutivo, es nombrado por un comité de 1.200 miembros y no por la población y es, de todos modos, un candidato pro-Pekín.
    Su nombramiento fue base de protestas a favor de la democracia de Occupy Central, entre septiembre y diciembre de 2014.
    Los manifestantes exigieron el sufragio universal y la nominación popular de los candidatos. El choque dejó las cosas sin cambios al final, mientras que la presión de Pekín aumentó con el fortalecimiento del poder del presidente Xi Jinping.
    El sistema judicial está bajo presión mientras se favorece la integración económica.
    Está el ejemplo de la Greater Bay Area, la gran conexión entre Guangdong, Hong Kong y Macao, a través del puente y el tren de alta velocidad para dar vida a un polo de finanzas y tecnología en pos de desafiar a Silicon Valley y conglomerados como New York y Tokio.
    Si los planes continúan en etapas forzadas, en 2047, el año de la expiración del acuerdo con Gran Bretaña, será difícil justificar el estado de "región administrativa especial". "No se entregará una pulgada de tierra que nos hayan dado nuestros padres", advirtió Xi varias veces. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en