Asalto a mezquitas en directo

Imagen de una secuencia del video posteado por Brenton Tarrant que muestra los cargadores de las ametralladoras usadas con inscripciones que hacen referencia a antiguas batallas y más recientes ataques contra la comunidad musulmana.
Imagen de una secuencia del video posteado por Brenton Tarrant que muestra los cargadores de las ametralladoras usadas con inscripciones que hacen referencia a antiguas batallas y más recientes ataques contra la comunidad musulmana. (foto: ANSA)
20:28, 15 marSIDNEYRedacción ANSA

   (ANSA) - SIDNEY, 15 MAR - El extremista de derecha australiano Brenton Tarrant, señalado como uno de los autores de los atentados cometidos hoy en dos mezquitas en Nueva Zelanda, que dejó 49 muertos, transmitió en directo la masacre a través de Facebook. Durante 17 minutos, con una cámara subjetiva, el atacante transmitió escenas de disparos, desesperación y muerte en dos templos islámicos de la ciudad de Christchurch, como si fuese un videojuego.
   Más allá del ataque sangriento, lo que más impactó fue su transmisión en tiempo real a través de la red social. Cuarenta y nueve fieles perdieron la vida, otros 48 resultaron heridos y cuatro personas fueron arrestadas. Entre ellas, el atacante, un supremacista blanco que el sábado deberá comparecer ante un juez. También en las redes sociales puede rastrearse cómo se gestó este terrible episodio.
   En un foro online, Tarrant- el atacante de 28 años que abrió fuego contra los fieles en el día de plegaria islámica- había anunciado ya hace algunos meses su proyecto homicida, en el que trabajaba desde hacía dos años.
   En Internet podía leerse su personal manifiesto ideológico, de 74 páginas, en el que se mezclan teorías sobre la "sustitución étnica" de los islámicos; la intención de disparar contra los "invasores"; himnos al fascismo, al presidente estadounidense Donald Trump y a China.
   También a su "fuente de inspiración": Anders Behring Breivik, el terrorista islamófobo noruego que en julio de 2011 mató a 77 personas en Oslo y en la isla de Utoya. En el panteón personal de Tarrant está también el italiano Luca Traini, el extremista de derecha autor del ataque del año pasado contra inmigrantes en Macerata, este de la Península.
   También hay espacio para los héroes históricos de las guerras contra los musulmanes, desde Poitiers a Lepanto: el rey franco Carlos Martel, el dux Sebastiano Venier y el admirante veneciano Marco Antonio Bragadin, despellejado vivo por los musulmanes.
   Las armas aparecen en primer plano en el video rodado por Tarrant, con una cámara adosada a un casco militar: las imágenes parecen las de un videojuego, estilo "Doom" o "Call of Duty".
   La mayor parte de las muertes se produjo en menos de tres minutos, en la primera mezquita de HagleyPark: 41 cuerpos quedaron en el suelo. Otras siete personas fueron abatidas en otra mezquita, en Linwoode, y otra persona murió en un hospital, donde los médicos intervinieron quirúrgicamente a los 48 heridos, mucho de ellos en grave estado. Son muchas las historias que se cruzan en este terrible episodio, según los testimonios de los sobrevivientes. Está quien se salvó al lanzarse por una ventana o quien se escondió debajo de un banco. ï Además, hay un héroe, de quien no se conoce el nombre: un joven fiel que logró arrebatarle el arma al atacante, quien luego fue arrestado junto a tres presuntos cómplices, dos hombres y una mujer. Tras la violencia, llegó el momento de las condolencias y las condenas, palabras que, como sucede en estos casos, llegan a parecerse un poco. El papa Francisco; el presidente estadounidense Donald Trump; comunidades judías y líderes políticos expresaron su dolor y condena de manera unánime. "Es uno de los días más oscuros de nuestra historia", dijo hoy la premier neocelandesa, Jacinda Ardern. Los países e instituciones musulmanes, entre ellos el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y la mezquita sunnita de Al Azhar, apuntan contra la "islamofobia creciente".
   En Estambul, centenares de personas se manifestaron hoy en las calles para denunciar el odio contra el Islam.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en