Celular de periodista, espiado por Riad

Jamal preocupado, antes de su muerte escribió: "Dios nos ayude"

Mensajes de Jamal Khashoggi eran espiados por Riad
Mensajes de Jamal Khashoggi eran espiados por Riad (foto: ANSA)
00:28, 03 dicWASHINGTONRedacción ANSA

(ANSA) - WASHINGTON, 2 DIC - Los mensajes que el periodista saudí Jamal Khashoggi intercambió por WhatsApp con su amigo Omar Abdulaziz, como él un disidente saudí en el exilio, comenzaron a aparecer.
    Se trata de mensajes, publicados exclusivamente por la cadena CNN, en los que el periodista asesinado en el consulado de su país en Estambul llamó al príncipe heredero de la monarquía de Riad, Mohamed bin Salman, "una bestia", un "pacman" que devora a todos los que encuentra en su camino, incluido su partidarios.
    "Más víctimas come, más quiere comer", escribió Khashoggi, quien no escondía la preocupación que la represión podía alcanzar también a los disidentes en el exterior.
    En otros mensajes sostenía que el príncipe heredero "ama la fuerza, la opresión y necesita mostrarlos" o se lamentaba porque "la tiranía no tiene lógica".
    En determinado momento, Khashoggi y Abdulaziz decidieron pasar de las conversaciones a la acción y crear un movimiento juvenil en línea que exigiría la rendición de cuentas de Riad y que combatiría la propaganda estatal en las redes sociales.
    "[Jamal] creía que el problema era MBS, y dijo que este niño debería ser detenido", explicó Abdulaziz en una entrevista con CNN.
    La preocupación entonces se volvió exponencial cuando Khashoggi y Abdulaziz comenzaron a sospechar que estaban siendo espiados en sus conversaciones. Sobre todo después de que los dos se intercambiaron opiniones sobre la posibilidad de fundar ese movimiento en Internet.
    "Que Dios nos ayude", escribió Jamal en agosto entendiendo que estaba siendo interceptado. Dos meses después fue asesinado en el consulado saudita en Estambul.
    Y a su amigo Omar no le quedó otra que demandar a la empresa israelí que inventó el software utilizado para espiar su teléfono: "lo piratearon, y esto tuvo un rol determinante en el homicidio de Jamal", afirmó. Según los investigadores del Citizen Lab de la Universidad de Toronto, el teléfono de Abdulaziz había sido pirateado con un software espía de grado militar desarrollado por la firma israelí NSO, que ha sido señalada por vender este tipo de programas solo a Gobiernos.
    Los abogados de Abdulaziz ya presentaron una demanda en Tel Aviv, alegando que la NSO violó las leyes internacionales al vender su software a regímenes opresivos, sabiendo que podría usarse para infringir los derechos humanos. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en