¿Periodista desmembrado con motosierra?

Sombra del príncipe Salman, 3 de sus hombres en comando Estambul

La imagen de una cámara de seguridad que muestra al reportero Jamal Khashoggi ingresando al consulado de su país en Estambul. Nunca salió de allí. (foto: ANSA)
07:35, 11 octESTAMBULPor Cristoforo Spinella

   (ANSA) - ESTAMBUL, 10 OCT - El periodista de Arabia Saudita Jamal Khashoggi fue cortado con una motosierra en el consulado de su país en Estambul, según los investigadores turcos de un caso oscuro y espeluznante que ya es un entuerto diplomático.
    El caso policial del periodista opositor, desaparecido, corre el riesgo en transformarse en un horror.
    La escalofriante acusación de los investigadores turcos, revelada por el diario The New York Times, lanza mayor oscuridad sobre el príncipe heredero Mohammed bin Salman. Al parecer hubo al menos tres miembros de su guardia privada de elite en el comando enviado desde Riad para "ocuparse" del reportero, que desde las columnas del periódico estadounidense The Washington Post criticaba las ambiciones de ascenso al trono de los Saud. Una intriga cada vez más densa, en la cual Donald Trump parece bajo presión.
    El presidente estadounidense hizo saber que pidió explicaciones directamente a Riad, que hasta ahora rechaza cualquier acusación.
    "Es una situación muy fea, que tomamos seriamente, pienso que iremos a fondo", explicó el magnate, anunciando haber enviado a la Casa Blanca a la novia turca del reportero, Hatice Cengiz, que en el Washington Post le había dirigido un desesperado pedido a "esclarecer" el caso.
    Estados Unidos, donde Khashoggi se había auto exiliado para seguir denunciando a bin Salman, se dijo pronto a enviar a Estambul un equipo de investigadores del FBI, pero solo si lo piden los sauditas.
    Las investigaciones turcas continúan analizando las cámaras de vigilancia en busca de indicios, como los que podrían aportar el Apple Watch negro que llevaba Kahshoggi dentro del consulado.
    Por el dispositivo, potencialmente sincronizado con los dos smartphone dejados a la novia en el exterior del edificio, esperan obtener informaciones útiles de sus movimientos y hasta del eventual interrupción del latido cardíaco.
    Una investigación que quiere ordenar la ola de rumores incontrolados, como el que afirma que la muerte del periodista sería una consecuencia de un interrogatorio que terminó mal, tal vez con una sobredosis en el intento de drogarlo.
    Pero la búsqueda de la verdad, por el momento, se detiene en las puertas de la sede diplomática, desde donde también el equipo turco fue alejado el día de la llegada de Khashoggi para un presunto "importante encuentro diplomático". Tras la autorización del martes a una investigación preliminar de tres expertos, Riad bloqueó el acceso a la policía turca, "retrasando los permisos de inspección".
    Una obstrucción desatada por la irritación de la caza a los culpables desatada en la prensa turca.
    Durante horas, diarios y canales de televisión cercanos al presidente Recep Tayyip Erdogan mostraron sin tregua la foto y video de los 15 agentes sauditas que llegaron a Estambul en coincidencia con la desaparición del reportero y regresaron poco después.
    Rostros y nombres entre los cuales emergen altos grados del ejército, fidelísimos a bin Salman y también un médico forense "experto en autopsias, presumiblemente para ayudar a desmembrar el cadáver".
    Según los investigadores, los restos podrían haber sido sepultados en el jardín del consulado.
    Un "escuadrón de la muerte", lo calificó la prensa local, trazando los traslados entre el aeropuerto Kemal Ataturk, dos hoteles, el consulado y la cercana residencia del cónsul.
    A bordo de uno de sus minivan negros pudieron ser trasladados los restos de Khashoggi fuera de la sede diplomática, tal vez a otro lugar. Los dos jet a bordo de los cuales llegaron los agentes de inteligencia partieron pocas horas más tarde. Pero uno solo fue requisado antes de tomar vuelo. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en