Terror en San Petersburgo, al menos 11 muertos en metro

Los heridos son al menos 47, varios de gravedad. Sospecha de atentado de raíz "islámica" o "nacionalista".

Nueve muertos en metro de San Pertesburgo (foto: Ansa)
23:42, 03 abrMOSCURedacción ANSA

    (ANSA) - MOSCU, 3 ABR - Un atentado "terrorista", con al menos 11 muertos y más de 47 heridos, conmovió hoy a San Petersburgo, mientras el presidente Vladimir Putin se hallaba en la zona para un encuentro con su par bielorruso, Alexander Lukashenko, informaron autoridades rusas.
En un vagón de la línea azul del metro de la antigua capital de los zares y ciudad natal de Putin detonó una bomba entre las estaciones Tekhnologicheskiy Insitut y Sennaya Ploshchad.
   El balance oficial provisorio informó que entre las víctimas hay seis heridos en estado grave, al tiempo que medios locales afirmaban que los muertos fueron en realidad al menos 14, lo que se irá dilucidando en las próximas horas.
   Un segundo artefacto explosivo, camuflado como un extinguidor de fuego, fue hallado en una tercera estación, la Ploshchad Vosstaniya, siendo desactivado por expertos.
   Se trataba de una bomba construida con un kilogramo de trotyl más potente que la que logró detonar en la formación, la cual sin embargo contaba con "cuerpos dañinos", como clavos y tuercas, utilizados para maximizar el impacto mortal.
   El presidente Putin, que habló a la televisión antes de su encuentro con Lukashenko, poco después del atentado, expresó las "condolencias" a las víctimas y a sus familias y aseguró que las autoridades conducen una investigación exhaustiva.
   El Comité de investigación ruso confirmó al mediodía local el comienzo de una indagatoria por "terrorismo" pero subrayó que toda otra hipótesis será analizada.
   De todos modos, las pistas privilegiadas son la "extremista" de matriz islámica o la "nacionalista".
   La policía estaría siguiendo, según la prensa local, el rastro de dos presuntos atacantes: uno habría colocado la bomba a bordo del tren, y el otro el falso extinguidor explosivo en Ploshchad Vosstaniya. Algunos medios locales publicaron la imagen de un hombre de tez oscura, con barba abundante, vestido con un largo abrigo negro y sombrero al tono, afirmando que se trataba del presunto culpable de la tragedia, identificado por los investigadores con filmaciones tomadas de las cámaras internas del metro.
   En pocas palabras, el identikit arquetípico del extremista islámico, "un aspecto muy convincente", comentó en Facebook, Gleb Pavlovsky, ex exegeta del Kremlin y ahora crítico de Putin.
   Una interpretación dividida, pues para algunos investigadores, podría tratarse de un "disfraz" para despistar.
   Según Pavel Felgenghauer, experto militar y de seguridad, la hipótesis más probable es la de "un atentado del Estado Islámico", aunque para tener la certeza habrá que esperar alguna reivindicación.
   "El temor es estar frente a un 'enjambre terrorista'", dijo el especialista en diálogo con ANSA, lo que tendría consecuencias políticas "profundas".
   Por otra parte, Rusia se encuentra sacudida por una ola de protestas, en las cuales muchos ciudadanos, en su mayoría muy jóvenes, confrontan contra la corrupción gubernamental.
   "Las autoridades podrían querer explotar el atentado para suprimir todo intento de manifestaciones y reducir al silencio a los disidentes", dijo Felgenghauer. La hipótesis no suena del todo descabellada, pues en la televisión local ya se escucharon algunas voces, como el escritor Alexander Prokhanov, que vinculan el atentado con las recientes protestas, acusando a una misteriosa "fuente extranjera" por la dirección conjunta de los hechos.
   Según Prokhanov el objetivo sería "desestabilizar al país" en el año que precede a las elecciones presidenciales, previstas para marzo de 2018.
   Putin, al término de su encuentro con Lukashenko, apareció ante las cámaras y dio un relato detallado de las negociaciones con su homólogo. Rusia y Bielorrusia, firmes aliados, mantuvieron una dura controversia por los precios del gas y hacía falta dar un mensaje de distensión.
   El presidente ruso, en un insólito silencio, no volvió a pronunciar una sola palabra sobre el atentado de San Petersburgo.
   En tanto, desde Italia, llegaron mensajes de condolencia del Primer Ministro Paolo Gentiloni y del Presidente de la República, Sergio Mattarella, que dentro de pocos días hará una visita oficial a Moscú, (ANSA).

   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA