Adiós a Ungaro, el estilista que amaba a las mujeres

El estilista Emanuel Ungaro
El estilista Emanuel Ungaro (foto: ANSA)
17:41, 22 dicPARISRedacción ANSA

(ANSA) - PARIS, 22 DIC - Emanuel Ungaro, el estilista que "amaba a las mujeres", como él mismo había precisado en una entrevista, falleció en su casa de París el sábado por la noche, rodeado por el afecto de su familia.
    Ungaro estaba alejado de las pasarelas desde hace años: una decisión tomada en 2004, la misma que dos años antes tomara también Yves Saint-Laurent, otro icono francés de la alta costura.
    Mucho antes había adoptado el mismo retiro el español Cristóbal Balenciaga, con quien Emanuel había hecho su aprendizaje y de quien fuera alumno favorito.
    Aunque había nacido en Francia en 1933, Ungaro tenía sangre italiana en las venas. Su padre era un sastre de Puglia, oriundo de Francavilla Fontana, que escapó a Francia para huir del fascismo.
    Cuando era pequeño el joven Emanuel recibió de regalo una máquina de coser: pero su vínculo con Italia se renovó solo después de su adiós a la moda. Ungaro pasó entonces largos períodos en Roma, donde compró y restauró un edificio del siglo XVI.
    En una entrevista con París Match, había ironizando diciendo no querer "estatuas y museos" dedicados a su figura. "Me siento vivo", había firmado, y "miro hacia adelante".
    Sin embargo, su retiro de la moda fue definitivo. "Consagré más de 35 años a la alta moda. La amé con pasión devoradora.
    Junto con el universo que representa: trabajadores, artesanos, bordadores, todos dueños de un savoir-faire que corre el riesgo de morir".
    Para Ungaro, la alta moda era el "lujo supremo", pero "cada vez más difícil y escaso: "No es la alta moda la que desaparece sino la sociedad que cambia. Ya no hay muchas mujeres para usarla. Aun olvidando el costo de un vestido de alta moda, sus maneras, su refinamiento, su perfeccionismo ya no son valores actuales de nuestros días".
    En 1996 Ungaro había cedido el control de su casa de modas al grupo Ferragamo. Había fundado la Maison en 1965 en París, "orgulloso de ser francés" y agradecido a un país que recibió a su padre en fuga de Mussolini.
    Casado con Laura Bernabei y padre de una hija, Cosima, Ungaro estaba orgulloso de su definición como "estilista que ama a las mujeres: "Porque no trabajo sobre una idea sino sobre un cuerpo en movimiento, con sus formas y su realidad", explicaba.
    Los funerales del estilista se llevarán a cabo mañana lunes en París.
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en