La madre de la minifalda cumple 85 años

La británica Mary Quant creó la prenda mínima en 1964

Mary Quant en los años sesenta
Mary Quant en los años sesenta (foto: Ansa)
13:52, 11 febLONDRESRedacción ANSA

(ANSA) - LONDRES, 11 FEB - La británica Mary Quant, reconocida en el mundo como "la madre de la minifalda", cumple hoy 85 años y su invento sigue despertando furor. Si a la francesa Gabrielle Coco Chanel se le atribuye el mérito de haberle puesto pantalones a las mujeres, en la primera mitad del siglo XX, Quant revolucionó la moda cuando le hizo usar una falda mínima a una peluquera de 17 años, llamada Twiggy, la pionera de las modelos top "teenager". La invención de esa pequeña franja de tela que llegaba hasta la mitad del muslo y más allá, se usó con botas y medias altas, también inventadas en lugar de las medias con ligas, lo que se le atribuye a André Courrèges.
    Este, en 1964, había presentado en París vestidos cortos de línea trapecio y, por lo tanto, había reivindicado la paternidad de la minifalda.
    "Las verdaderas creadoras de la mini son las jóvenes, las mismas que se ven por la calle", amaba decir Quant quien, dicho sea de paso, tuvo el mérito de acortarlas hasta lo que entonces consideraban "los límites de la decencia".
    Todavía hoy la minifalda es parte de un look muy amado por las jóvenes. En los primeros años sesenta la sociedad era todavía muy pacata en materia de indumentaria. Pero la carga social revolucionaria de 1968 trajo el amor libre, la píldora anticonceptiva, el cabello largo para los "hijos de las flores", jeans y minifaldas para las jóvenes.
    Mary Quant nació en Blackheath el 11 de febrero de 1934, en un suburbio de Londres. Sus padres eran galeses, profesores de la London University, quienes habían soñado para su hija un apacible futuro de maestra. En cambio, para Mary, que estudiaba en el Goldsmiths College, aquella vida era insoportable, y a los 16 años decidió dejar su hogar para vivir en Londres. Allí conoció a Alexander Plunket Greene, retoño de una familia noble inglesa y nieto del filósofo Bertrand Russell.
    Ambos jóvenes iniciaron una vida bohemia: se alimentaban cuando tenían dinero, viajaban como podían y se vestían como se les ocurría.
    Mary tenía predilección por las faldas cortas y los borceguíes, mientras Alexander se adaptaba. Ambos trabaron amistad con un ex abogado devenido fotógrafo, Archie McNair, y cuando el nieto de Russell, al cumplir 21 años (en 1955) heredó dinero, decidieron, con la ayuda de McNair, comprare una casa. En el sótano abrieron un restaurante y en el primer piso instalaron la boutique Bazaar. La misma tuvo un éxito inmediato entre los jóvenes británicos y de otros confines: todos iban en busca de una prenda a la Kings Road de Londres. Así encontraron a otros jóvenes que, como ellos, querían romper con las tradiciones. Esa fractura derivo en cabellos largos para los hombres, faldas cortas para las mujeres y, cómo olvidarlo, en la música de The Beatles.
    Al principio, los londinenses se reían de la boutique de Quant y del grupo variopinto que la frecuentaba, pero luego la curiosidad atrajo a personas del cine, del teatro y del arte.
    Mary y Alexander contrajeron matrimonio y abrieron otro local en la esnob Brompton Road en Knightsbridge. En 1963 fundaron el "Ginger Group" para exportar sus productos a Estados Unidos, en 1966 lanzó una línea de cosméticos y otra de calzado en 1967.
    En 1966, Quant recibió de la reina Isabel II el honor de Caballero de la Corona Británica, que el año anterior le había sido asignado a sus ídolos: The Beatles. El escritor Bernard Levin definió a Quant como la "alta sacerdotisa de la moda de los años sesenta". Y no se equivocó.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en