A 60 años del adiós a Dior

Realzó la silueta femenina e inició una nueva era

Exponentes del 'New Look' de Dior
Exponentes del 'New Look' de Dior (foto: Ansa)
12:41, 22 octROMARedacción ANSA

(ANSA) - ROMA, 22 OCT - El icónico "New Look" (Nuevo Estilo) cumplió 70 años en febrero de este año y en estos días se recuerda el 60o aniversario del fallecimiento de su creador, el diseñador francés Christian Dior, fundador de la prestigiosa casa de moda de lujo, que se impuso en todo el mundo. La prestigiosa "maison", hoy devenida en una de las marcas globales de primer nivel del grupo LVMH, es dirigida desde 2016 por la italiana Maria Grazia Chiuri, la primera mujer en una "dinastía" de hombres: antes estuvieron en su lugar Yves Saint Laurent, Marc Bohan, Gianfranco Ferré, John Calliano y Raf Simons.
    Nacido en Granville, el 21 de enero de 1905, el modisto murió a causa de un infarto en Italia, en Montecatini Terme, el 24 de octubre de 1957, a los 52 años. El éxito lo había alcanzado diez años antes, pero ese tiempo le había bastado a Dior para cambiar para siempre los códigos de la moda femenina. El diseñador era hijo de un industrial y para seguir el deseo de sus padres había frecuentado la Escuela de Ciencias Políticas. Finalmente, dejó los estudios y gracias a la ayuda financiera de su padre, en 1928, abrió una galería de arte. Poco años más tarde la cerró cuando la empresa de la familia quebró. Entre 1937 y 1939, Dior trabajó con el diseñador Robert Piguet pero pronto fue convocado al servicio militar.
    Recién en 1942 llegó a la alta moda, cuando comenzó a trabajar en el atelier de Lucien Lelong, donde junto a Pierre Balmain pronto se transformaron en los dos principales costureros. Finalmente, en 1946, Dior abrió su primer atelier en París.
    Fue determinante el encuentro y la ayuda financiera de Marcel Boussac, rey del algodón, tejido que no por casualidad se convirtió en protagonista del New Look, apenas un año más tarde.
    La nueva línea lanzada por Dior tenía hombros redondeados respecto de los armados que se usaban precedentemente.
    Las faldas eran largas y en forma de corola, llegaban a 20 centímetros del suelo. La cintura era estrecha, con la ayuda de un ligero corsé. Las telas costosas sustituyeron al paño, usado durante la guerra. Sin embargo, la abundancia de ese tipo de tejidos pesados, casi de tapicería, en sus modelos, fueron en principio de gran ayuda para el relanzamiento de la industria textil. El 12 de febrero de 1947, Dior, que entonces tenía 42 años, presento ante la prensa su primera colección romántica, titulada "Corolle". Los salones del número 30 de Avenue Montaigne estaban repletos. La jefa de redacción de Harpers's Bazaar, Carmel Snow, creyó en el talento del nuevo modisto, a quien ya había notado en 1937 por un modelo diseñado para Robert Piguet.
    Al final de ese desfile, repleto de siluetas inéditas, corsés sensuales y faldas corola, Snow exclamó: "Mi querido Christian, sus prendas tienen un nuevo estilo (new look)!".
    Un periodista de la agencia de noticias Reuters pescó al vuelo la frase y la escribió sobre el billete de ingreso al desfile. La noticia llegó el mismo día a Estados Unidos, aún antes que a Francia, donde los diarios estaban en huelga. Carmel Snow telegrafió a su redacción la fórmula recién creada. La novedad de la que hablaba fue como una detonación.
    La guerra había terminado hacía dos años y Dior, con su colección, marcaba un cambio dejando un pasado de restricciones y uniformes. Intentaba restituir a las mujeres el gusto y el placer que habían mantenido escondidos. Dior construyó el New Look, literalmente, con sus propias manos, modelando a golpes de martillo un maniquí rígido. "Le pegaba nerviosamente con el martillo hasta que logró que el maniquí tuviera la forma de la mujer ideal, protagonista de la moda que lanzó", recordó Suzanne Luling, amiga de la infancia de Dior y quien devino directora de Relaciones Públicas de la maison. "Quería que las prendas fuesen modeladas sobre las curvas del cuerpo femenino. Subrayaba la cintura y los contornos, realzaba el busto. Para dar más estructura a mis modelos, hice forrar todos los vestidos de percal o tafetán, retomando una tradición que se había abandonado hacía mucho tiempo", reveló alguna vez Dior. El 12 de febrero de 1947 se anunció en la pasarela el modelo número 1, usado por Marie Therese. El público quedó abrumado por los vestidos En huit y Corolle. Existe una foto de dos mujeres que le arrancan el vestido a una tercera. El intento de Dior era hacer felices a las mujeres. Y lo logró.(ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en