Empresas de gobierno acusadas de contaminar más

En último trimestre, Pemex aumentó 70% emisiones sucias

Pemex elevó en el último trimestre el 70% de emisiones de gases contaminantes
Pemex elevó en el último trimestre el 70% de emisiones de gases contaminantes (foto: ANSA)
13:32, 07 abrCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 07 APR - Las empresas gubernamentales Petróleos Mexicanos (PEMEX) y Comisión Federal de la Electricidad (CFE) fueron acusadas de aumentar las emisiones contaminantes a la atmósfera por expertos y organizaciones ambientalistas. Pemex, por ejemplo, elevó en el último trimestre 70% las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, principalmente metano, uno de los factores principales del calentamiento global, de acuerdo con un estudio del Fondo para la Defensa Ambiental. Conforme a la opinión de los expertos, el combustible liberado hacia el cielo sería suficiente para satisfacer la mitad de las necesidades de los hogares de México. El informe de la ONG señala que los niveles de contaminación por metano fueron "excepcionalmente altos en las instalaciones petroleras de los estados de Tabasco, Chiapas, Veracruz y la Sonda de Campeche, en la franja sureste del país, donde se ubican los principales yacimientos de crudo de México. Sólo el complejo de gas Nuevo Pemex, ubicado en Villahermosa, capital de Tabasco, generó emisiones de metano más altas que toda la región productora de las costas del Golfo de México, donde se produce el 80% del gas de todo el país, de acuerdo con el relevamiento. Expertos estiman que otra empresa que se ha convertido en el motor de mayores volúmenes de polución en el país es la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual aumentó 362% el uso de energía de termoeléctricas entre diciembre de 2020 y enero de este año. Estas centrales producen la cuarta parte de la energía que se consume en México, las cuales utilizan diésel (gasóleo), combustóleo y carbón para funcionar. La energía de las centrales termoeléctricas convencionales sumó en enero pasado 4 millones de megawatts, más de tres veces respecto a diciembre y en febrero bajó un poco a 3,3 millones, según la Comisión Reguladora de Energía. Los expertos han alertado sobre el riesgo que representa para la salud humana y el ambiente la utilización de este tipo de plantas, en lugar de las generadoras de energía limpia. Además de que representan "un costo de generación más alto, usar más las termoeléctricas significa pagar más", señala Víctor Ramírez, especialista del sector eléctrico. "El costo del combustóleo también es al medio ambiente y el daño a la salud", dijo Ramírez, quien advierte que una de las plantas más importantes del país, que aporta el 7% de la generación eléctrica total, la de Petacalco, estado sureño de Guerrero, es carboeléctrica y opera con combustóleo, un hidrocarburo muy sucio. El gobierno impulsó la aprobación en el Congreso de una Ley de la Industria Eléctrica, que entró en vigencia el 9 de marzo pasado, y que da prioridad al uso de "energía contaminante" en perjuicio de la eólica, nuclear y solar, que son más limpias. La oposición, que cuenta con minoría en las dos Cámaras del poder legislativo, rechazó firmemente esta normativa, junto con empresarios e inversionistas del sector energético, los cuales denunciaron que las disposiciones legales aprobadas aumentarán la contaminación y elevarán el costo de la energía al consumidor. Además, varios tribunales emitieron resoluciones a solicitud de las empresas afectadas y de organizaciones de defensa del ambiente, para suspender la aplicación de este ordenamiento, ante lo cual la Suprema Corte podría pronunciarse en última instancia. Entre los promotores de estos recursos figura la ONG internacional Greenpeace, la cual señaló que con esta acción "busca proteger los derechos humanos al medio ambiente sano y a la salud". "Las reformas retrasan de forma indeterminada la descarbonización de la producción eléctrica" y van en contra del "cumplimiento a los compromisos internacionales en materia de cambio climático", señaló la entidad. Greenpeace argumentó que la nueva ley "podrían vulnerar los derechos humanos colectivos cuya protección es de interés público, específicamente en cuanto a los derechos a la protección a la salud y al medio ambiente sano". El presidente Andrés López Obrador dio a conocer que si el poder judicial falla en contra de esta legislación, promoverá una reforma constitucional. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en