Obrador defiende su gestión pese a cifras

"Lo que se ha hecho es lo que dio resultados", dice presidente

15:27, 20 novCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA
(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 20 NOV - El presidente de México, Andrés López Obrador, defendió hoy enérgicamente la estrategia contra la pandemia global de Covid-19, luego que el país rompió la marca de los 100 mil muertos a unos días de sobrepasar el millón de contagios.
    "Lo que se ha hecho es lo que consideramos ha dado resultados", afirmó el mandatario, durante su habitual conferencia de prensa matutina, en la cual calificó de "heroico" el papel que han desempeñado los médicos, enfermeras y todo el personal sanitario en general.
    "Han arriesgado la vida por salvar vidas, una situación difícil, muy dolorosa", indicó López Obrador, quien elogió a su ministro de Salud, Jorge Alcocer y al zar antipandemia, Hugo López-Gatell, a quienes felicitó por su "trabajo excepcional", a pesar de que son objeto de duras críticas.
    López Obrador insistió en que la estrategia en México ha estado encabezada por especialistas que "son los mejores del mundo", a pesar de que otro de los títulos poco honrosos que ostenta México es el del más alto número de defunciones de personal de salud a nivel mundial, con 1.884.
    "Es muy lamentable lo que ha sucedido. Nos heredaron un sistema de salud totalmente destruido, en muy poco tiempo creamos una infraestructura para atender a los enfermos y se tomaron medidas acertadas cuando se llamó a la gente a que se cuidara en sus domicilios", afirmó el mandatario.
    El jefe de Estado expuso que "desde el inicio se buscó disminuir los contagios, así como obtener la infraestructura para atender a los enfermos, ya que el sistema de Salud no contaba con el equipo necesario", afirmó.
    "El gobierno dice que ha sido exitoso en su manejo de la pandemia porque no hay hospitales saturados. La política ha sido no hospitalizar a la gente", señaló el analista Carlos Loret. Loret afirmó que el resultado fue el 80% de los fallecidos por Covid-19 "no llegaron a cuidados intensivos y de los que sí llegaron y fueron intubados, el 74% por ciento no sobrevivió".
    En su defensa, López Obrador afirmó que "el momento más difícil se supo disminuir el número de contagios para que nos diera tiempo y tener la infraestructura camas equipos médicos, que no había porque heredamos un déficit de médicos en el país".
    El mandatario expuso que México es uno de los países de América con menor número de fallecidos en proporción a su población y recordó que recientemente se realizó un nuevo convenio con hospitales privados.
    México ocupa el octavo lugar en el mundo en fatalidades por número de habitantes, por debajo de Perú (segundo), Argentina (cuarto), Brasil (sexto) y Chile (séptimo) pero el segundo en América Latina en términos absolutos.
    López Obrador calificó de "muy lamentable" que en medio de la "circunstancia de dolor se viva una temporada de zopilotes (buitres)".
    El zar antipandemia Hugo López-Gatell secundó al titular del poder ejecutivo y señaló que 100.000 muertos es una "cifra inusual" e "inédita" pero arremetió contra la "alarma y dramatismo" de algunos medios informativos, que le recordaron que originalmente había pronosticado unos 6.000 fallecimientos.
    El último reporte de las autoridades sanitarias arroja 1.019.543 contagios y 100.104 fallecimientos, con una tasa de letalidad de 9,8%, cuatro veces más que la media mundial.
    Esta última cifra coloca al país en el segundo a nivel mundial, después de Yemen, azotado por cinco años de guerra civil y asediado por una crisis humanitaria.
    La cifra de muertes sin embargo estaría fuertemente subestimada, de acuerdo a los expertos, por cuanto hasta octubre se contabilizaban más de 203.000 muertes adicionales a esperadas.
    La letalidad en México es muy superior en los hospitales públicos (de 25 a 45%) que en los privados (10%), hacen notar los especialistas.
    Los analistas han cuestionado seriamente el manejo de la pandemia por parte del gobierno esencialmente por su tardanza en ordenar el cierre de actividades, a partir del 23 de marzo, cuando el primer caso ocurrió el 28 de febrero y la primera muerte el 18 del mes siguiente.
    Además, le han reprochado su reticencia a aprobar el uso generalizado de cubrebocas y de pruebas de diagnóstico, lo que explica también la alta letalidad. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en