Cada vez más armas en manos de civiles

En 14 años aumentó 120% la posesión legal pero la ilegal más

17:27, 24 sepRedacción ANSA

    (ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 24 SEP - La posesión de armas legales en manos de civiles aumentó 120% en 14 años, desde que estalló la guerra contra el crimen que arroja más de 300.000 muertos, pero la tenencia ilegal se incrementó mucho más, aunque la cifra es difícil de calcular.
"México es uno de los 10 países con más armas circulando entre la población, y el 70% del armamento confiscado son armas largas. Esto quiere decir que los criminales se están armando como para librar una guerra", señaló Roxana Juárez, especialista en el tema, citada por el portal Sin Embargo.
Además, México es el séptimo país en el mundo con más armas de fuego en manos de civiles de forma legal e ilegal, con 16,8 millones, aproximadamente una por cada siete habitantes, según el centro de investigación suizo Small Arms Survey (SAS, siglas en inglés).
El "Estimado global de armas de fuego en manos de civiles", elaborado por la organización, señala que en total se cuenta con 857 millones de armas de este tipo en poder de ciudadanos que no pertenecen a ejércitos, fuerzas armadas y fuerzas del orden en el mundo, 2% de ellas en México.
En un país donde cada hora se cometen 3,5 delitos a mano armada y se estima que, si se entregara todo el arsenal disponible a sus 129 millones de habitantes, habría 25 personas armadas por cada elemento de la fuerza pública, la tenencia de armas se ha colocado en el centro del debate.
Obtener un arma de fuego es objeto de numerosas restricciones, aunque fácilmente se adquiere en el mercado negro, pero resulta más difícil de comprar y registrar legalmente, pues el ministerio de la Defensa es el único facultado para "autorizar el establecimiento de fábricas y comercios de armas".
Según el sitio digital Sin Embargo, entre enero de 2019 y febrero de 2020, se registraron 61.495 armas de fuego legales en manos de civiles.
En 2019, que coincide con el primer año en el poder del presidente Andrés López Obrador, la cifra de armas en poder de civiles aumentó 62,5%.
Actualmente, el ministerio de la Defensa calcula que hay 2,8 millones de armas legales en manos de civiles, pero según el centro de investigación suizo Small Arms Survey, los mexicanos tienen disponibles 13,7 millones de armas de fuego ilegales.
Es decir, por cada arma legal que existe en México, hay cuatro ilegales, que son traídas en su mayoría de Estados Unidos, aunque también hay procedentes de Europa y de China.
Asimismo, la cifra de artefactos letales a disposición de los ciudadanos superaría más de 10 veces la que está en poder de los cuerpos de seguridad, que es de casi 1,5 millones, aunque la cifra precisa está sometida a reserva.
Ello significa que uno de cada siete mexicanos está armado o que la mitad de los hogares cuenta por lo menos con una pistola, revólver o rifle para defenderse.
La cifra eriza la piel si se considera que México, a diferencia de Estados Unidos, no cuenta con una cultura de uso de las armas muy enraizada.
El gobierno mexicano no cuenta con estadísticas precisas sobre la cifra de armas que entran de contrabando al país, pero la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, siglas en inglés) estima que al año ingresan a México más de 200.000 unidades.
Entre 2000 y 2019, la cifra de armas confiscadas por militares aumentó casi 5 veces, según cifras oficiales.
Según la ATF, casi 70% por ciento de las armas incautadas en
México provinieron de Estados Unidos, mientras que el resto provendría de otros países no precisados.
La mayor parte de las armas fueron pistolas (44%), rifles (34,8%), revólveres (12,5%) y escopetas (6,5%).
Las armas de fuego representan una amenaza difícil de soslayar, no sólo porque la mayoría no están registradas, lo que dificulta la persecución de los delitos, sino porque también constituyen un riesgo de muerte por accidentes, imprudencia o negligencia, advierten los especialistas.
En los últimos 20 años, más de 186.000 personas fueron asesinadas con arma de fuego y casi 100.000 heridas de manera intencional.
No obstante, también se contabilizaron 2.350 defunciones y 6.865 lesiones accidentales o imprudenciales.
México ha insistido ante Estados Unidos que ponga freno a la importación ilegal de armas al país, pero el tema ha sido soslayado por Washington. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en