Quiebra banco mexicano en plena pandemia

Se teme que sigan la misma suerte otras dos entidades de crédito

Quiebra de Banco mexicano Famsa en medio de la pandamia
Quiebra de Banco mexicano Famsa en medio de la pandamia (foto: Ansa)
22:04, 01 julCIUDAD DE MEXICORedacción ANSA

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 1 JUL - El banco mexicano Famsa entró en proceso de quiebra luego que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) anunció la revocación de su licencia por "gestión de riesgos inapropiada y registros indebidos en operaciones".
    Analistas financieros advirtieron que otras dos entidades de crédito cuyo nombre no fue dado a conocer, pero que atienden a personas de la "base de la pirámide" social, podrían seguir la misma suerte.
    Algunos analistas creen que la bancarrota se debió al impacto económico de la pandemia de coronavirus y del prolongado confinamiento iniciado el 23 de marzo, pero otros estiman que el banco ya venía arrastrando serios problemas desde antes.
    Banco Famsa no puede considerarse "una víctima del Covid-19, porque sus problemas serios fueron detectados desde agosto del año pasado", afirmó Luis Miguel González, director editorial del diario especializado El Economista.
    "El gobierno corporativo no funcionaba" y "sus accionistas se autoprestaron recursos equivalentes a más de 100% del capital del banco", señaló. Autoridades se apresuraron a aclarar que "la liquidación de este banco representa un caso aislado y no es un riesgo para la estabilidad del sistema financiero mexicano".
    Actualmente el sistema bancario "cuenta con los niveles de capitalización y solvencia suficientes que dan seguridad al ahorro de los depositantes", afirmaron.
    El ministerio de Hacienda (finanzas) dio a conocer que, "después de un proceso ordenado, coordinado y transparente de revisión por parte de las autoridades financieras", la junta de gobierno de este ente regulador gubernamental notificó a la institución bancaria la revocación de su licencia.
    La cartera expuso que la decisión fue adoptada "debido a una gestión de riesgos inapropiada, operaciones y créditos otorgados a personas relacionadas del grupo por encima de los límites regulatorios, registros indebidos en dichas operaciones, e incumplimiento recurrente a diversas disposiciones normativas".
    El "acto de autoridad" contra Banco Famsa, propiedad de un grupo empresarial de la norteña ciudad de Monterrey, sede de algunos de los más poderosos consorcios empresariales del país, busca proteger a los más de 580.000 ahorristas.
    Los fondos depositados están protegidos por el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB). De acuerdo con el reporte oficial, la liquidación del Banco Ahorro Famsa, que emplea a más de 20.000 personas, es resultado de "recurrentes incumplimientos regulatorios sobre disposiciones normativas desde 2016", anteriores a la pandemia y la cuarentena.
    El anuncio de la inminente quiebra del banco ocurrió después de que las acciones de Grupo Famsa, la empresa que controla esta entidad, registró el martes una caída de 7,03%, seguida del desplome del 26% del lunes.
    Las pérdidas ocurrieron luego de presentar el viernes una solicitud voluntaria al Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos y de que la autoridad reguladora mexicana y el banco central le pidieron información sobre su capitalización de Banco Famsa, ante las dudas sobre su situación financiera.
    La petición de la firma de apegarse al Código de Bancarrota de Estados Unidos busca reestructurar el pago de deuda de sus acreedores.
    La analista financiera Jeanette Leyva advirtió que en una sesión reciente de la CNBV se informó que otros dos bancos estarían en problemas y podrían salir del sistema financiero en los próximos días "debido a incumplimientos en su capital".
    Ambas instituciones de crédito "pudieron esquivar los controles de supervisión y revisión de uno de los indicadores bases para ver su solvencia" probablemente gracias "a la salida reciente de miembros de los entes reguladores "con experiencia", que han sido sustituidos por otros inexpertos, indicó.
    Los expertos estiman que la caída de la economía el año pasado y la llegada de la pandemia han hecho que "el futuro sea más que complicado" para los bancos mexicanos que atienden al sector más pobre de la población.
    "Los focos rojos se prenden" por la "preocupación de parte de otros bancos" ante "la afectación que puedan tener" la quiebra de Famsa y de otros y "la pérdida de confianza de sus clientes", dijo Leyva. Se trata de la primera bancarrota de un banco mexicano desde el 2014, cuando se canceló la licencia al Banco Bicentenario. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en