Fricciones entre Obrador y el ejército

El presidente descarta fracturas, pero emerge disconformidad

Andrés López Obrador, presidente de México
Andrés López Obrador, presidente de México (foto: ANSA)
18:27, 01 novCIUDAD DE MEXICOPor Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 1 NOV - Fuertes fricciones entre el presidente Andrés López Obrador y su gabinete civil y las Fuerzas Armadas comienzan a aflorar en México, a raíz de la fallida operación para detener al hijo del famoso jefe del narcotráfico Joaquín "El Chapo" Guzmán, el pasado 17 de octubre.
    El mandatario descartó la existencia de fracturas entre la jerarquía militar y su gobierno y presumió que goza del apoyo de las Fuerzas Armadas, pero la disconformidad en las filas castrenses es más que evidente, a los ojos de los entendidos en el tema.
    La prueba más palmaria de este enojo apareció en las páginas del diario La Jornada, vinculado ideológicamente a López Obrador, que publicó un mensaje pronunciado por el general Carlos Gaytán, el pasado 22 de octubre.
    Gaytán, viceministro de la Defensa Nacional durante la gestión del presidente Felipe Calderón, quien lanzó la cuestionada "guerra contra el crimen" en diciembre de 2006, habló en un desayuno con los más altos mandos del Ejército y la Fuerza Aérea.
    "Nos sentimos agraviados como mexicanos y ofendidos como soldados", afirmó el general y señaló que "el alto mando" militar enfrenta "desde lo institucional, a un grupo de 'halcones' que podría llevar a México al caos y a un verdadero Estado fallido".
    La crítica aparece como un hecho insólito en un país donde las Fuerzas Armadas han sido tradicionalmente leales al primer mandatario, desde que en 1940 terminó la era de los gobiernos militares, iniciada tras la Revolución Mexicana (1911-1921) y se inició la fase de los regímenes civiles.
    Aún en los momentos más tirantes de la historia reciente, como en la revuelta estudiantil y los brotes guerrilleros de los años 70 y 80, cuando las fuerzas castrenses fueron usadas para reprimir la violencia, los militares evitaron la tentación de tomar el poder a diferencia de otros países de la región.
    "Vivimos en una sociedad polarizada políticamente, porque la ideología dominante, que no mayoritaria, se sustenta en corrientes pretendidamente de izquierda, que acumularon durante años un gran resentimiento", afirmó Gaytán.
    López Obrador respondió a este mensaje al acusar al general de tener "una visión de las cosas distinta a la que nosotros estamos llevando a la práctica".
    En tiempos en que el alto funcionario militar era el segundo en jerarquía del Ejército se solía decir a los oficiales que luchaban contra el crimen: "ustedes hagan su trabajo y nosotros nos encargamos de los derechos humanos", recordó.
    De paso, el mandatario acusó a los jerarcas militares de gobiernos anteriores de avalar abusos y dijo que, como viceministro de la Defensa Gaytán, "apostó por la guerra" contra las bandas delincuenciales.
    La estrategia arroja en 13 años un trágico balance de 270.000 muertos, 40.000 desaparecidos y unos 300.000 desplazados.
    Otra fuente de inconformidad entre el gobierno civil y los militares surgió de la decisión del jefe del poder ejecutivo de difundir el nombre del responsable del operativo en el que fue detenido Ovidio Guzmán, de 28 años, hijo del Chapo. Guzmán fue liberado al cabo de cinco tensas horas por la presión de delincuentes del Cártel de Sinaloa que sembraron el terror en las calles de la norteña ciudad de Culiacán, tomaron como rehenes a varios militares y amenazaron con atacar un complejo residencial castrense.
    El mandatario señaló que fue el coronel Juan José Verde, el responsable de esta fallida acción, lo que fue fuertemente cuestionado.
    El ex presidente Calderón calificó de "irresponsable" la divulgación de la identidad del comandante y dijo que "debe ser protegido de inmediato, junto con toda su familia" e incluso ser nombrado agregado militar en otro país.
    La revelación del nombre acarrea "consecuencias negativas graves" porque "pone en riesgo la vida del oficial y su familia" pues "no es descabellado suponer que el grupo criminal pueda intentar cobrarse el intento de captura de Ovidio Guzmán", dijo el especialista Alejandro Hope.
    El gobierno corrigió anoche la información y dijo que el militar mencionado estaba a cargo de la coordinación desde la Ciudad de México y que el responsable en el campo era otro oficial, cuyo nombre se mantuvo en reserva. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en