Hay 1,6 millones de armas sin control

Dos millones ingresaron ilegalmente en una década, dice ministro

Descontrol de armas en México, una relación directa con la violencia que vive el país
Descontrol de armas en México, una relación directa con la violencia que vive el país (foto: Ansa)
14:43, 14 agoCIUDAD DE MEXICOPor Marcos Romero

(ANSA) - CIUDAD DE MEXICO, 14 AGO - Al menos 1,6 millones de armas fuera de control de las autoridades se encuentran circulando en México, de los 2 millones que ingresaron ilegalmente, de acuerdo con la estimación del ministro de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.
    El gobierno sólo ha logrado confiscar 193.000 en estos 10 años y otras 139.000 fueron recuperadas en campañas de canje, lo que explica por qué el país no ha tenido momentos de sosiego desde que hace 12 años el gobierno le declaró la guerra a las bandas del crimen organizado.
    Unas 200.000 armas entran al país cada año, la mayor parte (70%) desde Estados Unidos, de acuerdo con el funcionario.
    Entre principales puertos de entrada de armas a México de la frontera con Estados Unidos figuran San Diego (colindante con Tijuana) y El Paso (con Ciudad Juárez), escenario de un reciente ataque en un WalMart que dejó 22 muertos (8 de ellos mexicanos).
    Están también las ciudades de Laredo (limítrofe con Nuevo Laredo), McAllen (colindante con Reynosa) y Brownsville (vecina a Matamoros).
    En esta década, las Fuerzas Armadas adquirieron 18.000 armas solamente, lo que no representa siquiera ni el 1% del total.
    Además, se vendieron en forma legal en México más de 450.600 armas en esta década, la mayoría adquiridas por autoridades provinciales, dependencias gubernamentales, empresas de seguridad y sólo 113.000 particulares.
    Tras la matanza del pasado día 3 en El Paso, se ha alzado un verdadero clamor en ambas partes de la frontera para que se ponga freno a la venta libre de armas y a que se impida el ingreso de ellas hacia México.
    Este caso "tendría que llevar a la reflexión y decisión de controlar la venta de armas en Estados Unidos", dijo el propio presidente Andrés López Obrador.
    "Somos respetuosos de lo que decidan otros gobiernos, pero pensamos que estos lamentables hechos que se presentaron deben de llevar" a adoptar límites en la libre adquisición de armas de fuego y pertrechos, disponibles no sólo en armerías, sino hasta en supermercados y almacenes de toda la frontera, señaló.
    Legisladores de todas las fuerzas políticas del país, organizaciones civiles y gobernadores y alcaldes mexicanos exigieron parar el "tráfico ilegal" de armas hacia México, lo mismo que la venta libre en Estados Unidos.
    "Así como México ha colaborado en la contención migratoria, ahora el gobierno norteamericano debe responder con reciprocidad ante el problema del tráfico de armas", afirmaron los dirigentes del Partido Acción Nacional (PAN, derecha), Gustavo Madero y Damián Zepeda.
    El fin de semana posterior al ataque en Texas hubo vigilias en ambos lados de la línea fronteriza entre Ciudad Juárez y El Paso, Texas, para exigir el fin de la venta libre de armas.
    De acuerdo con un informe del Center for American Progress, difundido el año pasado, entre 2011 y 2016, al menos 106.000 armas fabricadas en Estados Unidos estuvieron vinculadas con actividades delictivas en México.
    De esa cantidad, 74.200 fueron compradas legalmente en territorio estadounidense, de acuerdo con el reporte, basado en cifras de la Agencia Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.
    Según el organismo, cada año cerca de 213.000 armas de fuego son transportadas ilegalmente hacia territorio mexicano, más de lo que estima el ministro de la Defensa.
    En México, como en Estados Unidos, la Constitución establece el derecho de los ciudadanos a poseer armas en su domicilio "para su seguridad y legítima defensa" excepto las de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, no existen armerías y los supermercados y almacenes tienen prohibido vender estos artefactos.
    Sólo se pueden adquirir en forma legal en la sede del ministerio de la Defensa Nacional, entre ellas armas semiautomáticas como la Taurus PT-58 de fabricación brasileña, la Glock 25, de manufactura austriaca y la Beretta y Tangofolio de origen italiano, pero de calibres no superiores a los 9 milímetros y revólveres no mayores del .38 especial.
    No obstante, deben registrarse ante el ministerio de la Defensa e inscribirse al Registro Federal de Armas. (ANSA).
   

Todos los Derechos Reservados. © Copyright ANSA

archivado en